Sensaciones positivas en el primer ensayo del Club Baloncesto Valladolid

El Club Baloncesto Valladolid se ha puesto en marcha en cuanto a ensayos se refiere con un duelo a puerta cerrada ante el Quesos Cerrato de Palencia, el equipo que milita en la Adecco Leb Oro y que ha supuesto la primera piedra de toque para el cuadro de Ricard Casas.

Lo de menos era el resultado, aunque se debe decir que si se hubiera contado el marcador global la victoria sería vallisoletana. Y ese es un dato. Para una plantilla que acaba de confeccionarse, sin apenas tiempo para haber trabajado a fondo parcelas físicas, técnicas o tácticas, es una buena señal. El Quesos Cerrato de Palencia disputó la pasada temporada el playoff de ascenso a la ACB y ya está en plena competición. Sin ir más lejos, en la última jornada derrotó al Força Lleida (57-52) en el mismo escenario que se ha disputado este encuentro considerado un entrenamiento conjunto a puerta cerrada.

 

La economía manda y el Valladolid no está para dispendios. Por eso sabe que su pretemporada se acota a esta cita, agradecida por cierta, ante sus vecinos palentinos y la que espera el miércoles en Vitoria ante el potente Caja Laboral. En ambos casos, se trata de favores cercanos. Ante el Palencia, por la excelente relación entre ambos clubes; en Vitoria, por la amistad de Ricard Casas con el entrenador vitoriano, Sergio Scariolo, con quien compartió banquillo en la selección española.

 

El ensayo en Palencia deja sensaciones muy positivas: buena dinámica de grupo, buena dinámica de trabajo, buen ambiente en un grupo de jugadores de diferentes procedencias y muy buena disposición a trabajar el amplio margen de mejora. En definitiva, las expectativas que ha ido generando la plantilla según se confeccionaba pero con el hándicap del tiempo en contra aunque como pretemporada se cuente el estreno oficial en Liga ante el Real Madrid del próximo martes 15. Eso está asumido. 

 

En cuanto al partido en sí, los parciales fueron de 14-15; 16-22; 23-22 y 10-23. El marcador volvía a cero al terminar cada cuarto pero, como dato indicativo, la suma de todos ellos arroja un 63-82 para 'vestir' la primera victoria del cuadro de Casas en esta atípica pretemporada.

 

 

 

 

Noticias relacionadas