Sémper dice que podría liderar el PP vasco si alguien cree que debe hacerlo y le llama para suceder a Basagoiti

Borja Sémper
Aboga por "trascender" de las siglas para buscar acuerdos con otras formaciones y crecer en Euskadi "desde un espacio de centralidad"


SAN SEBASTIÁN, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP de Guipúzcoa, Borja Sémper, ha afirmado que podría ser presidente del PP vasco "si alguien cree que debo serlo y me llama para serlo". No obstante, ha asegurado que no va a "participar ni en movimientos extraños ni en luchas internas ni en nada parecido", ni va a "conspirar" para suceder al actual presidente de los 'populares' en Euskadi, Antonio Basagoiti.

En un desayuno informativo en la sede del PP en San Sebastián, Sémper ha afirmado "con toda rotundidad y claridad" que no está "en ninguna quiniela" para suceder a Basagoiti. "Ni me han pedido, ni yo me he postulado" para sucederle, ha insistido.

"Ni he estado, ni estoy, ni estaré en movimientos internos" para presidir el PP vasco, porque ha asegurado no creer "en ese tipo de cosas".

"Creo que los aparatos de los partidos políticos, que los dirigentes de los partidos políticos, tienen que trascender de esa forma de funcionar" a lo que ha añadido que él trabaja para "cambiar las cosas y mejorar la vida de la gente y transformar la sociedad" y para que "evolucionen las formas de funcionar de los partidos políticos" y se "modernicen".

De este modo, ha incidido en que no va a "conspirar", ni a "participar ni en movimientos extraños, ni en luchas internas, ni en nada parecido" para suceder a Basagoiti, aunque podría ser presidente del partido popular en Euskadi si "alguien cree" que puede serlo y le llaman para ello.

El dirigente del PP ha indicado que aún no hay un debate abierto sobre esta sucesión, y tampoco "lío" dentro del PP, aunque ha reconocido que puede haberlo, ya que "la experiencia dice que los procesos internos dentro de los partidos políticos normalmente no se hacen de una manera demasiado edificante", algo que ha confiado en que no suceda.

Tras insistir en que no participará "en luchas internas, ni en nada parecido" para presidir el PP vasco, ha opinado que "sería un mensaje poco edificante" transmitir a la ciudadanía, que ya está "hasta el gorro", que los partidos políticos "se enredan en cuestiones internas", las cuales ha considerado "no pueden tapar, ni pasar por encima de los problemas reales que hay en la calle", cuando, además, la gente "lo está pasando mal".

ACUERDOS

En este contexto, ha incidido en la "necesidad de regenerar la política" e invertir la tendencia "al desánimo" ciudadano y su "descrédito" hacia los políticos. Tras abogar por este "cambio radical en la forma de hacer política", Sémper ha opinado que los partidos, especialmente en Euskadi, tienen que ser capaces de "trascender" de sus siglas para intentar buscar aquello que les "une".

"En circunstancias excepcionales" hay que actuar también "de una manera excepcional y eso pasa por buscar acuerdos entre diferentes, por intentar llegar a acuerdos entre partidos políticos que incluso en los últimos años hubiese sido impensable que pudiésemos llegar a acuerdos", ha reflexionado.

Además, ha señalado que para conseguir ese tipo de consensos "absolutamente novedosos" las formaciones políticas han de "abandonar la endogamia" en la que se han venido moviendo, algo que, a su juicio, supondría "demostrar respeto" a la ciudadanía.

"Tenemos que hacer política con respeto entre diferentes" ya que "de lo contrario difícilmente los políticos podrán transmitir respeto al ciudadano", ha señalado, al tiempo que ha incidido en esa búsqueda de "puntos de unión" entre diferentes partidos.

El presidente del PP de Guipúzcoa ha sostenido que se ha terminado el "ejercicio vertical" de la política y los partidos deben "evolucionar" en eso y "aportar horizontalidad, dejando de hablar al ciudadano "como si fuese menor de edad".

CENTRALIDAD

Sémper ha reflexionado sobre lo que debe de ser el PP vasco en el nuevo escenario "post ETA, en el que se ha acabado el terrorismo", que se ha mostrado convencido que no va a volver dada la "disolución forzosa" de las estructuras que le quedan a la banda terrorista, que "está acabada" aunque se niegue a poner "la esquela de defunción". "Si no se disuelve va a ser forzosamente disuelta", ha augurado.

En todo caso ha destacado que el PP vasco tiene "un papel fundamental" en esta "nueva etapa" y una "oportunidad importantísima" en los próximos años también para "generar ilusión" y crecer en Euskadi "desde un espacio de centralidad" trascendiendo de sus siglas para lograr "acuerdos entre diferentes".