Selectividad 2013 arranca en Castilla y León el 11 de junio

Selectividad 2013 arranca en Madrid y Asturias el próximo martes 4 de junio

Los primeros en examinarse serán los alumnos de Madrid y Asturias, que comenzará el 4 de junio. En Castilla y León las pruebas se realizarán del 11 al 13 de junio.

Los estudiantes del Principado de Asturias y de la Comunidad de Madrid serán los primeros de España en enfrentarse a las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU) cuya convocatoria 2013 arranca esta semana en distintas provincias españolas con una duración de entre tres y cuatro días y un examen que consta de dos fases, una obligatoria y otra para subir nota.

 

   Así, en estas dos comunidades autónomas las pruebas se inician el 4 de junio y durarán tres días --en el caso de Asturias-- y de cuatro días --en Madrid--. En las seis universidades públicas madrileñas, donde suman 45.062 plazas ofertadas, concurrirán en torno a 25.437 estudiantes.

 

   En esta primera semana también están convocados los estudiantes de La Rioja, Navarra y País Vasco. En concreto, estas comunidades arrancarán la Selectividad el miércoles 5 de junio y se extenderá a lo largo de tres días. En La Rioja está previsto que se presenten 1.113 alumnos en esta primera convocatoria, mientras que en Navarra la cifra asciende a 2.500.

 

En Castilla y León las pruebas se realizarán del 11 al 13 de junio.

 

   Los estudiantes que se examinen en el resto de comunidades autónomas tendrán que esperar a la siguiente semana. De momento, otras fechas confirmadas son las de Aragón y la Comunidad Valenciana --el 11, 12 y 13 de junio-- y Andalucía --del 18 al 21 de junio--, pero la mayoría están aún a la espera de notificación oficial.

 

   Las convocatoria extraordinarias, en las que concurrirán, entre otros, los alumnos que tengan que recuperar asignaturas del último curso de Bachillerato, se dividirán entre los meses de junio, julio o septiembre, dependiendo de la organización de cada comunidad autónoma.

 

   Este es el cuarto año desde que se aplica el nuevo modelo de Selectividad, que consta de dos partes: 'fase obligatoria' y 'fase específica'. Esta última es voluntaria permite a los estudiantes la posibilidad de subir nota hasta en cuatro puntos, de manera que la puntuación máxima llega a 14 --en un examen que, además, no resta--.

 

   Sin embargo, los exámenes de Selectividad pueden tener los años contados. Si sale adelante en los términos actuales la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), que acaba de iniciar su trámite parlamentario, esta convocatoria se sustituirá por una evaluación externa al término del segundo curso de Bachillerato que también tendrá dos convocatorias (junio y septiembre) y que el alumno deberá aprobar para poder acceder al título.

 

   Este examen, que los sectores críticos tildan de "reválida", hará media con la nota obtenida en Bachillerato y tendrá un peso del 40 por ciento sobre la calificación. Además, esta prueba no abrirá directamente las puertas de la Universidad, pues los centros podrán establecer sus propias pruebas de selección de alumnos.