Seis entidades recibirán 600.000 euros para programas de FP para estudiantes con necesidades especiales

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado una subvención de 600.000 euros para financiar el desarrollo de programas de Formación Profesional dirigidos a estudiantes con discapacidad intelectual.

Las organizaciones sin ánimo de lucro beneficiarias de estas subvenciones, con 100.000 euros cada una, son Fundabem, Aspodemi, Asamimer, Down León-Amidown, Fundación Personas y Fundación Intras.

La finalidad de las mismas es garantizar la permanencia en el sistema educativo de estos alumnos para que puedan ampliar los conocimientos y habilidades relacionadas con la adquisición de las competencias y así mejorar su acceso al mercado laboral.

La Consejería de Educación atendía a este alumnado a través del primer nivel de los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) en la modalidad de Iniciación Profesional Especial hasta su desaparición como consecuencia de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). Estos programas se impartían en centros públicos, concertados, por entidades especializadas, dependiendo de las necesidades y capacidades de los alumnos.

De este modo, a través de las organizaciones especializadas en el ámbito de la inclusión se ofrecía a los alumnos técnicas y recursos didácticos específicos adaptados a la singularidad de estas personas, lo que ha resultado de primordial importancia para su inserción laboral en centros especiales de empleo.

La aprobación de la Lomce y su desarrollo en materia de Formación Profesional Básica establecen la posibilidad de autorizar otros programas formativos de formación profesional para dar continuidad a los alumnos con necesidades educativas especiales.

DESDE ESTE CURSO

En este sentido, la Administración educativa autonómica ha considerado conveniente, ya desde este curso escolar 2014-2015, establecer una oferta similar a la hasta ahora existente a través de programas que cubran las necesidades de aprendizaje y cualificación del mencionado alumnado impartidos por las entidades que así lo venían haciendo.

Así, las asociaciones sin ánimo de lucro beneficiarias de una subvención de 100.000 euros cada una son Fundabem, Aspodemi, Asamimer, Down León-Amidown, Fundación Personas y Fundación Intras, todas ellas especializadas en el ámbito de la inclusión con la finalidad de alcanzar la plena integración familiar, social, laboral de las personas con discapacidad intelectual.

Los programas de FP dirigidos al alumnado con discapacidad intelectual desarrollados por estas entidades, en las que se atienden una media de diez estudiantes, tendrán una duración de 2.000 horas distribuidos en dos cursos escolares.

Estos programas pueden incluir módulos profesionales de un título profesional básico, que proporcionan cualificaciones de nivel 1 del Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, y otros módulos de formación apropiados a sus necesidades. En el caso de Fundabem, Aspodemi y Asamimer, Auxiliar de viveros, jardines y centros de jardinería; mientras Down León-Amidown, Fundación Personas y Fundación Intras, será el de Auxiliar de Servicios Administrativos.