Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Seis apuntes que toda persona a dieta no debe pasar por alto

Comida

Estar a régimen puede traernos de cabeza, mucho más si no se tienen en cuenta ciertos detalles que, aunque normalmente se pasan por alto, si se conocen pueden aumentar el rendimiento de nuestro esfuerzo.

 

Si bien es cierto que en metabolismo y constitución no hay nada escrito, a veces las pequeñas opciones son las que marcan la diferencia, como comer una fruta en lugar de un zumo y tomar más pescado que carne.

 

Además de la práctica de ejercicio diaria y otros hábitos de vida saludable como beber agua y mantener el cuerpo hidratado, estos trucos serán tus mayores aliados para mantener la silueta

 

1. EL ZUMO NO ES AGUA

 

Está demostrado que el agua es el líquido que más beneficia al organismo a largo plazo, especialmente en periodos de régimen o para acompañar actividades físicas como el joggyng y el aerobic en pequeñas dosis.

 

Por eso, es importante que no confundas términos. No es lo mismo beber agua que beber zumo y, por supuesto, no es lo mismo tomar varias piezas de fruta al día que tomar varios zumos de frutas al día.

 

El proceso de fabricación mediante el cual se elabora el zumo destruye una serie de elementos esenciales para el cuerpo como los antioxidantes y las fibras. Además, los azúcares añadidos y los edulcorantes no benefician tu trabajo de dieta.

 

2. UN YOGUR AL DÍA COMBATE EL VOLUMEN

 

No importa si se trata de un yogur griego o natural, varios estudios han revelado que una ingesta diaria de 18 gramos de yogur durante varios meses puede ayudar a reducir tu volumen corporal.

 

3. LA SOPA, PARA CENAR

 

Suplir en lo posible las cenas copiosas por cenas ligeras será todo un acierto, ya que es un alimento rico en nutrientes y bajo en calorías.

 

4. LA PASTA DEBE MARCHARSE

 

Si estás a dieta la situación es crucial en muchos sentidos, pero si además te gusta la pasta, la trama se complica porque debes alejarla de tu menú. Es deliciosa e irresistible y se puede tomar de muchas formas con acompañantes y condimentos muy saludables, sin embargo, no contiene ni minerales ni vitaminas

 

El sabor de la pasta es fruto de su refinamiento y proceso de elaboración mediante el cual éste alimento pierde la mayor parte de su valor nutritivo. Los muchos carbohidratos que contiene provocan un aumento considerable en los niveles de insulina, lo que a su vez hace que el páncreas tenga que trabajar en exceso, que se almacenen grasas innecesarias en el organismo y se tengan problemas como la diabetes, el sobrepeso o irregularidades en el sistema cardiovascular.

 

5. LAS LEGUMBRES MERECEN UNA OPORTUNIDAD

 

Para muchos este alimento es uno de los peores aliados de la silueta perfecta y de aquellos que buscan estar en buena forma, pero lo que algunos desconocen es que, en su justa medida, es un alimento muy favorecedor. Son una óptima fuente de proteínas y fibras y aportan energía al organismo. Además, su lento proceso de digestión favorece la sensación durante más tiempo y te ayudará a no picar más de la cuenta entre horas.

 

6. PESCADO MEJOR QUE CARNE

 

Entre otras características, el pescado es bajo en grasas por lo general y muy rico en omega­3, lo que aumenta el tiempo de coagulación sanguínea y disminuye las enfermedades cardiovasculares. Algunas experiencias sugieren que el omega­3 tiene efectos beneficiosos sobre el cerebro, favorece el rendimiento e, incluso, puede combatir la depresión.

 

No obstante, hay que diferenciar entre pescado azul y pescado blanco, ambos son buenos y con el equilibrio adecuado los dos pueden tener cabida en nuestra dieta. Hay que destacar que el pescado azul tiene un mayor contenido en grasas (6 por ciento) y calorías pero también aporta ácidos grasos insaturados buenos para el corazón. En el otro lado, el pescado blanco (2 por ciento de grasa) es más recomendable, aunque absorbe con menor facilidad los tóxicos.

 

Por otra parte, la carne roja tiene más grasas y calorías y, si se abusa de ella, puede provocar colesterol, aumentar el riesgo de padecer un infarto y, a veces, sobrepeso. Asimismo, otro de los inconvenientes de la carne es que su digestión es lenta y deja deshechos en la sangre, lo  que frena la eliminación del ácido láctico ­­el regulador de la acidez­­.

 

Si no puedes evitar comer carne roja, es conveniente que no abuses de ella, es una fuente de hierro y proteínas y contiene vitaminas A y B pero es más sano y beneficioso tomar pescados como el bacalao, el cabracho, el gallo, la merluza o la pescadilla.

 

En cualquier caso, no olvides tu situación de régimen cuando vayas a hacer la compra, pues, cuantas menos cosas grasas e innecesarias compres.