Segundas opciones también son buenas

El BSR Valladolid se impuso por 80 - 69 al Amivel Clínicas Rincón en un partido bastante reñido, en el que Prieto e Highcock ejercieron de líderes del equipo.

BSR Valladolid 80 Amivel Clínicas Rincón 69

 

1º Cuarto: 15-19 · 2º Cuarto: 24-22 · 3º Cuarto: 23-18 · 4º Cuarto: 18-10

 

Pabellón Pilar Fernández Valderrama, Valladolid


Izquierdo (Col. Madrileño) y Vega (Col. Castellano-leonés)


Sin expulsados. Soria no jugó por lesión ni Bridge, convaleciente por enfermedad.

 

Fundación Grupo Norte

 

ENT: José A. de Castro

 

C.I: Highcock, Ruiz, Robles, Prieto y Carrión

 

Puntuaciones: 14. Carrión (6), 13. Sánchez (7),10. Pérez (0), 9. Prieto (30), 7. Robles (6), 5. Highcock (31), 6. Ruiz (0), 12. López (0),

 

Amivel Clínicas Rincón

 

ENT: Francisco Aguilar

 

C.I: Sánchez, Romero, Vargas, Mora y Pekka

 

Puntuaciones: 17. Pekka (15), 16. Molina (0), 15. Trujillo (4), 13. Lakniz (3), 12. Romero (5), 10. Batista(0), 9. Ruiz (0), 8. Henares (2), 11. Sánchez (2), 14. Vargas (19), 18. Mora (19), 7. Adrián (0),

El Fundación Grupo Norte se ha impuesto, 80-69, al Amivel Clínicas Rincón en un partido vibrante y cargado de intensidad en donde los vallisoletanos se hicieron con los dos primeros puntos después de doblegar a un buen equipo, el malagueño, que, realmente, le puso las cosas muy complicadas a los hombres entrenados por De Castro y Fernández.



Con la consabida baja de Soria y la del inglés Bridge, aún convaleciente después de un proceso infeccioso que le tuvo hospitalizado esta semana, el Fundación se estrenaba en una competición que, por lo visto en el primer partido, da signos de que va a ser muy sufrida.



Y es que el Fundación Grupo Norte había preparado durante la semana un planteamiento acorde a lo que se iba a encontrar sobre el Pilar Fernández Valderrama debido a las características del equipo entrenado por Paco Aguilar: gran altura protagonizada por Mora, Vargas, Trujillo y Henares y la rapidez encarnada en Romero, Lakniz y Pekka, tres balas con las que cuenta el entrenador veleño a la hora de hacer la presión, la misma que ordenó durante todo el partido y que no tuvo fin hasta que los colegiados indicaron el final.



Pero el planteamiento inicial se vio truncado a las primeras de cambio debido a la acumulación de personales durante el primer cuarto protagonizado por Carrión, que tuvo que ser sustituido cuando apenas se llegaba al ecuador. No sólo era el vallisoletano el que se cargaba de personales, también hacían lo propio Ruiz y el internacional mexicano, Prieto, aunque consiguieron mantener el tipo durante todo el choque.



Las circunstancias obligaban a realizar cambios sobre la marcha, cambios que, sin lugar a dudas, dieron el resultado deseado, sobre todo con la salida de Luis Miguel Sánchez a la pista, quien se encargó de ser el revulsivo gracias a su espléndida calidad y a los 7 puntos conseguidos en momentos extremadamente comprometedores para los intereses pucelanos. El primer cuarto se decantó del lado andaluz, el único, en unos diez primeros diez minutos en donde el Fundación Grupo Norte no se encontraba ni mucho menos cómodo, casi ‘k.o’.



Pero si el trabajo de Sánchez fue inconmensurable, también lo fue el del internacional inglés, Highcock, y el del mexicano, Prieto, que se convirtieron en las ‘puntas de lanza’ del ataque vallisoletano ayudados por el gran trabajo de Pérez, que vio su estreno oficial en la máxima competición, y la de la internacional española, Ruiz.



El recital anotador finalizó con 31 puntos de Highcock y 30 de Prieto, pero sin olvidar los de Robles (6), los de Carrión (6), que volvió al campo al comienzo del último cuarto, y los mencionados del único que jugador en activo que puede presumir de haber disputado todas las ligas desde la creación del Club allá por 1994, Sánchez.



Por parte de los del Sur, Mora y Vargas eran los que soportaban la responsabilidad en todas las facetas del partido, acompañados por el veloz finlandés, Pekka, Lakniz y Romero.



Con un trabajo muy serio y cimentando la victoria en la defensa, el Fundación Grupo Norte se asentó en el campo a partir del segundo cuarto, haciéndose con todos los parciales en un encuentro donde el público congregado disfrutó hasta el último momento, viviendo su punto álgido a partir de los últimos diez minutos donde dieron ‘la puntilla’ a un Amivel que, poco a poco, fue perdiendo ritmo anotador y mentalidad ganadora.



El broche final a lo visto sobre el parquet pucelano lo puso una vez más Highcock que, sobre la bocina que indicaba el final del partido, anotó un triple desde casi el centro del campo.