Sed de Copa y solo beberá uno

Cuatro aspirantes claros al título

La 80ª edición de la Copa del Rey de baloncesto se disputa desde este jueves 18 de febrero y hasta el domingo en el Coliseum de A Coruña, con el Real Madrid como doble defensor del título, pero con una dura competencia que va más allá de un 'clásico' con el FC Barcelona.

Cada temporada, las opciones de título en la Copa se reparten de manera casi equitativa entre gran parte de los ocho participantes. Con permiso de los dos 'grandes' del baloncesto español, que suelen copar las finales, siempre está el posible tapado, el anfitrión, el del buen momento en general o el equipo que cuenta con uno o dos jugadores tocados por una varita.

 

Este año, el casi tópico de la "Copa abierta" e imposible de descifrar es rotunda realidad. Por un lado, la autoridad de Madrid y Barcelona, los dos favoritos históricamente, está en entredicho. Ambos equipos sólo se podrían ver en la final, pero antes tendrán que encontrar su mejor versión para superar un exigente camino.

 

Y es que, por otro lado, los otros seis equipos citados en la capital gallega, Valencia Basket, Laboral Kutxa, Herbalife Gran Canaria, Dominion Bilbao Basket, Montakit Fuenlabrada y Rio Natura Monbus tienen argumentos, los dos primeros de seria autoridad, a los que agarrarse. La Copa son tres partidos buenos y eso está al alcance de todos.

 

Después de 23 años y por cuarta vez, el torneo del 'K.O.' vuelve a La Coruña. En las tres ediciones anteriores un Madrid que aspira a su tercer título consecutivo se proclamó campeón. Los de Pablo Laso ganaron en Málaga y Gran Canaria en las dos ediciones anteriores, ambas sobre el Barça, y abrieron brecha en el palmarés histórico con los azulgrana (26-24).

 

La Copa blanca del 2015 fue el inicio de una racha imparable de títulos, un repóker histórico ganando todo lo posible. Aquello sin embargo ha pesado en el presente curso. El Madrid no arrancó con buen pie, sobrevivió a la primera fase de la Euroliga y aún muestra una doble cara peligrosa. Las lesiones y la pobre aportación de los fichajes van en su contra.

 

Ahora, con la defensa del segundo de los títulos de la temporada, ya cedió en la Supercopa, los de Laso pueden dar un golpe en la mesa. Mostrar su mejor versión y de paso encontrar el punto de inflexión o de lanzamiento que necesita un juego sustentado en estos momentos por Sergio Rodríguez, Sergio Llull y Gustavo Ayón, ante la baja --también para la Copa-- de Rudy Fernández.

 

El pistoletazo de salida del torneo corresponderá al Barça, que se medirá el jueves con el Bilbao Basket en el primer duelo de cuartos. Los de Xavi Pascual llegan con ganas de títulos tras el pasado curso y de revancha ante los blancos por las últimas finales perdidas. El conjunto culé se ha mostrado muy regular en ACB, con derrotas muy apuradas ante Baskonia y Valencia, con un equipo muy remodelado.

 

Sin embargo, el revés azulgrana está llegando en Europa, donde no las tiene todas consigo (3-4) en el 'Top 16'. Lo que es ante su eterno rival, sí que se ha desquitado en parte igualando las tornas --tras no ganarle ningún partido en 2015-- con dos victorias en dos partidos ante el Madrid, pero la irregularidad también ha definido el juego 'culé' hasta ahora.

 

LA GRAN OPORTUNIDAD DE VALENCIA Y BASKONIA

 

Más allá de Madrid y Barça, el duelo más repetido de la fase final de la Copa, tanto Valencia y Baskonia aspiran a dar un susto en semifinales. El segundo partido del jueves será el que juegue el equipo 'taronja' ante el Herbalife Gran Canaria. Un choque nada sencillo ante un equipo que maneja su mejor momento de la temporada y que puede jugar con la presión rival.

 

Los de Pedro Martínez han brillado hasta ahora, aunque en las semanas previas a la Copa sufrieron los primeros contratiempos. El líder de la Liga Endesa, invicto en la primera vuelta, cayó ante el Baskonia y se despidió de la Eurocup hace dos semanas, pero su calidad y saber hacer sobre el parqué están fuera de cualquier duda.

 

Pese a no querer el papel de favorito, el Valencia triunfó ya tanto en Madrid como en Barcelona. Tampoco quiere ese rol un Baskonia que intimida incluso a nivel continental. Por la parte baja del cuadro, el cuadro de Vitoria se medirá con el Rio Natura Monbus Obradoiro, mientras que Madrid-Fuenlabrada será el primer encuentro del viernes.

 

El Laboral Kutxa de Ioannis Bourousis es una máquina de baloncesto que aterriza en A Coruña después de ganar a CSKA, Barcelona, Real Madrid y Brose Baskets en Euroliga, y de romper la racha invicta del Valencia en ACB. El momento de los vascos y el rigor impuesto por Velimir Perasovic permiten ser optimistas a un Baskonia que regresa a la Copa después de ser la gran ausencia en Gran Canaria.

 

Impedir el despertar de tapados y pelear por un puesto en la final será el objetivo del Real Madrid, con un peligroso estreno ante los del sur de la capital. Los de Laso, que cayeron hace un mes en Fuenlabrada, llegan más que avisados para frenar al cuadro liderado por Marko Popovic. Todo es posible en la Copa. Puede volver a ser Madrid-Barça, pero cuidado con las 'meigas', que 'haberlas, haylas'.

Noticias relacionadas