Se sube a un avión y se hace un 'selfie' con su doble

"Cuando llegué a mi asiento había ya un hombre sentado en él. Cuando él miró hacia arriba yo pensé que se parecía demasiado a mí", cuenta Neil en declaraciones recogidas por The Guardian.

Imagínate que te montas en un avión, vas a buscar tu asiento y, una vez que lo has encontrado, ves en tu asiento sentado a una persona que es físicamente idéntica a ti. Esto es lo que le pasó a Neil Thomas Douglas, un fotógrafo de Glasgow, cuando cogía un vuelo con destino Galway (Irlanda).

 

"Cuando llegué a mi asiento había ya un hombre sentado en él. Cuando él miró hacia arriba yo pensé que se parecía demasiado a mí", cuenta Neil en declaraciones recogidas por The Guardian, que se ha hecho eco del curioso suceso. Los dos se dieron cuenta al momento del increíble parecido físico entre ambos y empezaron a reírse sin parar.

 

"Todos a nuestro alrededor también se dieron cuenta y se rieron también. Nos tomamos un selfie y eso fue todo", relata.

 

Es casi imposible ver las diferencias entre los dos hombres. Los dos tienen la piel pálida, cara colorada, el pelo es del mismo color, rasgos faciales muy parecidos y hasta la barba y el pelo cortados de la misma manera. Podemos comprobarlo en la foto subida a Twitter por Lee Beattie, la amiga de la esposa de uno de los protagonistas. La foto ha conseguido casi 15.000 retuits y más de 16.000 favoritos.

 

Aunque Neil pensaba que en el avión había acabado todo, estaba equivocado. Al llegar al hotel en el que se iba a alojar en Galway, descubrió que su 'gemelo' estaba casualmente en el mismo alojamiento. Por la noche, Douglas decidió por su cuenta ir a un pub y su idéntico estaba allí otra vez. "Era muy raro" afirmó el fotógrafo que acabó tomándose una cerveza junto a su 'gemelo'.