Se mantiene la Espiga de Honor para Fernando Trueba en la Seminci pese a la polémica

Fernando Trueba. TRIBUNA

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el director del evento, Javier Angulo, aseguran que se le premia por su carrera cinematográfica, no por sus declaraciones.

“Nunca me he sentido español, ni por cinco minutos”. Nueve palabras para la polémica las que soltó el actor, director y guionista Fernando Trueba hace unos días en el Festival de Cine de San Sebastián, más que suficiente para que la opinión pública reventara en declaraciones en contra y a favor. La cuestión es que a Trueba se le otorgó el pasado mes de noviembre la Espiga de Honor de la Seminci, que tendrá lugar dentro de unas semanas, y la pregunta al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y al director de la Seminci, Javier Angulo, este viernes era inevitable. ¿El premio sigue adelante?

 

Fue Puente primero quien tomó la palabra. "La Espiga de Honor se le concede por su labor como cineasta, no por sus declaraciones. Si alguien cree que alguien cree que la Seminci puede retirar una Espiga a un cineasta cuya trayectoria no creo que nadie cuestione, a pesar de que haya sido más o menos acertado... Creo que es un planteamiento fuera de lugar, la Seminci premia trayectorias y no la capacidad de expresión oral. La entrega no se va a variar”, concluyó.

 

Turno para Angulo. “Me muestro en la misma línea que el alcalde, aquí se premian carreras cinematográficas y Trueba es un hombre que tiene un Óscar y tres o cuatro películas para la historia del cine español”. Según el director de la Seminci solo un colectivo, que no quiso desvelar, se había puesto en contacto con él para que no se le entregara el premio al director.

 

“Ciudadanos por su cuenta que me hayan dicho algo puedo contarlos con los dedos de una mano. ¿Empezamos a cambiar nuestras decisiones porque un colectivo decida que a ese hombre hay que retirárselo?”, concluyó el director.