Se entrega a la Policía tras atropellar a su expareja frente a una comisaría y ser repelido a tiros

Un varón, cuya identidad o edad no han trascendido, se entregó hace diez días a la Policía Nacional después de atropellar a su expareja frente a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Camas, donde la mujer había acudido a denunciarle.

Fuentes de la Policía Nacional han informado de que los hechos acontecieron el pasado domingo 10 de mayo, cuando una mujer víctima de violencia de género acudió a la comisaría de la Policía Nacional de Camas para interponer una denuncia al respecto, extremo adelantado por Canal Sur. La mujer, quien habría acudido a la comisaría acompañada por un varón, interpuso la denuncia y al salir de la comisaría, habría sido atropellada por su expareja, que se habría abalanzado sobre ella al volante de su vehículo particular.

Un agente de la Policía Nacional que custodiaba la puerta de la comisaría acudió rápidamente a proteger a la víctima, que habría sufrido dos atropellos. El agente, en ese sentido, efectuó un total de tres disparos con su arma reglamentaria, algunos al aire y otros a los neumáticos del coche del agresor, quien vista la intervención del agente se dio a la fuga en su vehículo.

Mientras la mujer era evacuada a un centro hospitalario, según las fuentes consultadas por Europa Press, el presunto agresor se entregó a la Policía Nacional poco tiempo después de haber huido.