Se enfrenta a dos años por alquilar una casa a nombre de su novia y dejarla como deudora del impago de la renta

La mujer, ajena a la operación, recibió con posterioridad una reclamación del arrendador por importe de más de 13.000 euros.

La Audiencia de Valladolid juzga el próximo viernes, día 17 de enero, a Luis L.G. por un delito de estafa supuestamente cometido en octubre de 2007 cuando suscribió un contrato de arrendamiento de una vivienda y utilizó para ello el DNI y las nóminas de la que había sido su novia, de forma que ésta se enteró con posterioridad de que el arrendatario le reclamaba más de 13.000 euros por la renta del inmueble que el acusado había dejado de satisfacer.

 

Con carácter provisional, el Ministerio Fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de estafa e interesa para el procesado una condena de dos años de prisión, multa de 480 euros y el pago, en concepto de indemnización, de 13.142 euros en favor del propietario del piso, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

El acusado aprovechó la relación sentimental que mantenía en 2007 con María Isabel del R. para pedirle que figurara como titular de un contrato financiero para la adquisición de un quad, a lo que ella accedió y para lo cual facilitó a Luis L.G. su DNI y varias nóminas.

 

Con posterioridad, una vez que la pareja había ya roto, el acusado utilizó, presuntamente, la documentación de María Isabel al objeto de que ella, ajena por completo a la operación, figurara también como titular en un contrato de arrendamiento de un piso en la calle Kilimanjaro de la capital.

 

Aunque inicialmente el procesado hizo frente al pago de las rentas y gastos, hasta febrero de 2010, a partir de entonces dejó de abonar tales conceptos, ante lo cual el arrendatario y propietario de la vivienda presentó demanda de desahucio frente a la exnovia de la que ésta no tuvo conocimiento, pese a haber sido condenada en vía civil por tales hechos a abonar el dinero adeudado por su exnovio, en total más de 13.000 euros.

 

Los hechos fueron denunciados por Isabel el 28 de julio de 2011, tan pronto tuvo conocimiento de lo ocurrido.