Se buscan ciudadanos para seguir los efectos del cambio climático

Foto: EP

El Centre de Recerca Ecològica i Aplicacions Forestals (Creaf) y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) han lanzado un proyecto de ciencia ciudadana que pide la colaboración de personas para seguir los efectos del cambio climático en el ritmo de la naturaleza, han informado ambas instituciones este martes en un comunicado. 

Dentro del proyecto 'Fenodato', expertos en clima, botánicos, geógrafos y ecólogos del Creaf y de la UAB formarán a ciudadanos para seguir los cambios estacionales que vean en la naturaleza, y así  ayudaran a los científicos a estudiar los efectos del cambio climático en animales y plantas. 

 

La salida de las flores, la caída de las hojas o la llegada de algunas aves serán algunos de los cambios que estudiarán los ciudadanos que, una vez entrenados, podrán realizar aportaciones a las redes de observación fenológica española y europea. 

 

"Los últimos meses hemos vivido con mucha intensidad un efecto sorprendente: el ritmo de la naturaleza se ha desajustado, las hojas se mantienen en los arboles caducifolios, algunas especies florecen  antes de tiempo o los osos han dejado de hibernar, por poner ejemplos", ha constatado el experto en biotecnología de la UAB Miquel Ninyerola. 

 

Financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, el trabajo quiere analizar la relación entre el clima y los cambios en los ciclos biológicos de las plantas y los animales, puesto que para los científicos es muy importante saber si estas fases fenológicas se avanzan o se retrasan. 

 

Esta información les aporta pistas sobre cómo los animales y las plantas están respondiendo a los cambios climáticos y permiten hacer predicciones útiles para la gestión de los espacios naturales o de los cultivos, por ejemplo. 

 

Los usuarios deberán observar detenidamente la naturaleza y anotar cuidadosamente la fecha y el lugar en el que las especies cambian su estado: migraciones de las aves, floración de las plantas, maduración de frutos, hibernaciones y caída de hojas, entre otros. 

 

"FenoDato trabajará en estrecha colaboración con los representantes de la Xarxa Fenològica de Catalunya del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC), la  Red Fenológica de la Agencia Española de Meteorología (AEmet) y la red internacional Pan European Phenology DataBase", ha explicado el investigador del Creaf que coordina el proyecto, Joan Masó. 

 

Para el proyecto se han seleccionado especies representativas, conocidas y fáciles de identificar: el almendro, la amapola, el cerezo, la encina, el olivo, el romero, el pino carrasco o las golondrinas, entre otras. 

 

"Estas especies son adecuadas para iniciarse en el seguimiento fenológico debido a que son abundantes en la España peninsular y además presentan fases fenológicas que pueden ser identificadas de forma clara e inequívoca", ha señalado Ninyerola.