Se archiva la investigación interna de la Policía en el caso de la joven de Medina del Campo

El jefe superior de la Policía Nacional en Castilla y León, Manuel Javier Peña, ha asegurado este miércoles que la actuación de los agentes de la comisaría de Medina del Campo, a la que acudió María Henar G.L. dos días antes de morir tras recibir un disparo a manos de su expareja, "fue correcta" por lo que la investigación interna abierta se archiva.

Así lo ha puesto de manifiesto Peña en un encuentro mantenido este miércoles con los medios de comunicación después de que haya asumido su nueva responsabilidad como jefe superior de la Policía Nacional en la Comunidad.

 

Peña ha reconocido que el caso de la joven de Medina del Campo "es un tema delicado" pero ha asegurado que la actuación "fue correcta" ya que la pretensión de la María Henar no era "denunciar solo información" además de que ha precisado que no había denuncia previa contra el presunto agresor, su expareja, Pedro P.O.T.

 

"Jamás se llamó a la Policía y no había sensación de peligro" ha aseverado el jefe superior, quien ha insistido en que la actuación fue "correcta" por lo que la investigación interna se archiva "porque no hay mala praxis profesional".

 

Asimismo, Manuel Javier Peña ha explicado que la protección de las mujeres depende de la valoración que se hace de una serie de elementos y factores que determinan el tipo de riesgo, que puede ser extremo, alto, medio bajo y no apreciable, y es cuando se determina riesgo extremo cuando una víctima recibe protección las 24 horas del día.

 

Por ello, aunque no ha querido valorar las declaraciones del subdelegado del Gobierno en Valladolid, Antonio Martínez Bermejo, quien afirmó que la muerte de la joven de Medina hubiera "sido inevitable" independientemente de la existencia o no de denuncia, Peña ha precisado que estas afirmaciones surgen porque de la valoración "no saldría riesgo extremo.

Noticias relacionadas