Se acabó la lluvia y el frío polar en Valladolid; las temperaturas se suavizan esta semana

Los paraguas desaparecerán durante unos días de Valladolid. TRIBUNA

Según la Agencia Estatal de Meteorología continuarán las temperaturas bajas, pero más soportables que los últimos días. La lluvia tampoco hará acto de presencia por lo menos hasta el viernes.

Buenas noticias, meteorológicamente hablando, para Valladolid. Después de varias jornadas con un frío digno del invierno más crudo de la provincia, esta semana los vallisoletanos podrán dejar alguna que otra prenda de abrigo en casa, así como el paraguas, tal y como informa la Agencia Estatal de Meteorología.

 

Concretamente, el organismo de predicción del tiempo asegura que desde este mismo lunes hasta por lo menos el viernes los termómetros seguirán marcando un frío típico de esta época, pero con temperaturas bastante más suaves que se mantendrán, por norma general, entre los 0 y los 12 o 13 grados, casi un privilegio tras lo vivido hace unos días.

 

La AEMET no da lluvia por lo menos hasta el viernes. TRIBUNA

 

La otra buena noticia para los ciudadanos, que no para los agricultores y demás necesitados de agua del cielo, será la ausencia de lluvias y nubes en el cielo, de manera que el sol visto en la mañana de este lunes será la tónica habitual durante los próximos días. Siempre, repetimos, con unas temperaturas que tampoco serán las de una primavera que cada vez se acerca más.

 

En principio no caerá ni una sola gota de agua por lo menos hasta el viernes, cuando poco a poco se irá nublando el cielo hasta alcanzar un 50% de probabilidades de precipitación durante la tarde, una posibilidad que se incrementa hasta el 95%, es decir, casi con total seguridad, para el sábado. De hecho para el domingo podrían alcanzarse cotas de nieve o aguanieve.

 

Así las cosas, las conclusiones son claras; olvídese del paraguas por unos días, pero no de ropa de abrigo a la hora de salir de casa, ya que si bien es cierto que lo peor en cuanto a frío ya ha pasado en Valladolid, todavía quedan varias semanas de tratar de engañar a la meteorología.