Scariolo: "No hay ningún equipo que haya cambiado tanto como nosotros"

El seleccionador español de baloncesto ha destacado que jugadores con menos peso en anteriores campeonatos tendrán que asumir un rol más importante. Jugadores que han tenido un rol más marginal como 'Chacho' o Felipe tendrán que asumir más peso".

El seleccionador español de baloncesto, Sergio Scariolo, ha asegurado que Serbia y Francia son los rivales que más le han "impresionado" durante la preparación del Eurobasket, torneo que iniciarán el próximo sábado "con los jugadores en buenas condiciones", pero también conscientes de que "será una tarea muy dura ir a por medalla este año" y armados con "la humildad que recomiendan recientes experiencias".

  

"Llegaremos al primer día con los jugadores en buenas condiciones. Viendo los rivales, no tanto por sus resultados, a los que nos doy ningún peso, tengo la sensación de que será una tarea muy dura ir a por medalla este año. Hay muchos equipos que me han gustado y dos que me han impresionado, Francia y Serbia. Luego hay un grupo de otros cinco o seis que podrán decir alguna palabra importante. Vamos con mucha humildad, como nos recomiendan las recientes experiencias", valoró Scariolo.

  

El seleccionador compareció ante la prensa en un hotel madrileño a escasas horas de que la expedición española partiera hacia Berlín, donde el próximo sábado inaugurará el Eurobasket precisamente ante uno de esos dos rivales que el técnico ve como favoritos, la selección balcánica.

  

"Serbia nos lleva dos semanas de ventaja en la preparación y se nota. Y Francia tiene una ventaja de talento respecto al resto de equipos, según la opinión generalizada. No somos esclavos de los recuerdos. Antes teníamos que mantener un coche muy poderoso en la carretera tomando las curvas con mucho cuidado. Este año es diferente, tenemos que aprovechar las curvas, los cambios de neumáticos... Tenemos que mantenernos competitivos a pesar de un sinfín de ausencias de peso", avisó.

  

Sin querer plantearse una meta a largo plazo, Scariolo subrayó que "al empezar un torneo el objetivo de cualquier equipo es subir al podio", pero que esta vez solo pueden "pensar en el primer partido debido a la entidad del rival".

  

"Ya tenemos las manos llenas solo con eso. La competición es muy justa, coloca a cada uno más o menos en su sitio. Puede haber una circunstancia fortuita, como ese triple de nueve metros que entra, pero la competición es sabia y nos pondrá donde merecemos estar", valoró.

 

"NINGÚN EQUIPO HA CAMBIADO TANTO COMO NOSOTROS"

  

A la hora de valorar la situación de su equipo y "muy satisfecho por la gira de preparación", el seleccionador recordó que "no hay ningún equipo que haya tenido que cambiar tanto desde la Copa del Mundo", ya que la selección española ha permutado a seis jugadores respecto a la plantilla que sucumbió en cuartos de final del torneo disputado en España el año pasado.

  

"Hay cambios que esta nueva situación de plantilla impone. El rol de Pau (Gasol) el año pasado era hacia el '4', este año va a ser casi exclusivamente al '5'. Llull siempre ha jugado de '2' aquí y ahora tendrá que jugar de '1'. Jugadores que han tenido un rol más marginal como 'Chacho' (Rodríguez) o Felipe (Reyes) tendrán que asumir más peso. Y otros que no habían ni olido la selección tienen que estar preparados para echar una mano si hace falta", demandó el italiano.

  

Centrándose en Gasol, el de Brescia detalló que "a nivel defensivo su tarea es más sencilla que antes", pero que en labores atacantes "es más fácil para los rivales intentar neutralizarle enviando más jugadores hacia él que cuando jugaba de '4'". "Pero Pau es un gran pasador y, si somos inteligentes, puede tornarse en una ventaja porque sus compañeros han aprendido a aprovecharlo para recibir tiros abiertos", advirtió.

  

A pesar del pleno de victorias en la preparación, el técnico reiteró que "la competición exige otro salto de calidad", algo a lo que "algunos jugadores están acostumbrados y otros no". Dentro de su planteamiento flexible, avanzó que "el quinteto de inicio no va a ser el mismo en todos los partidos", añadiendo que están "obligados por la situación".

  

"Un jugador puede perfectamente no jugar un día y tener un rol importante el día siguiente", dijo, antes de alabar la integración de un grupo con tantos cambios. "Los más veteranos han entendido este momento con mucha generosidad hacia los que entran, no con la soberbia que sus triunfos podía haberles permitido", agradeció.