Óscar Simón pide perdón pero sigue al frente del club

El presidente del Balonmano Valladolid asegura sentirse arrepentido por su actitud después del partido frente al Ademar León, pero también dice que “el club está mejor ahora que hace un año”.

El presidente del Cuatro Rayas Balonmano Valladolid, Óscar Simón, lo tenía claro; era el momento de pedir disculpas. Después de lo que considera una metedura de pata tras el partido que enfrentó al club pucelano con el Ademar León, y en el que el máximo dirigente cargó contra la afición y antiguos directivos, tocaba dar la cara.

 

“Quiero sincerarme y pedir disculpas a todos aquellos que puedan sentirse ofendidos por lo que dije”, arrancó Simón. “Fue un momento de frustración, me hubiera gustado que todos los socios hubieran podido ver cómo ganábamos al Ademar, que lo hubieran disfrutado, y hubieran ayudado al club”, prosiguió.

 

“Creo que tal y como está el club es un momento para apoyarlo, y soy consciente de que cometí un error, pero quiero que quede claro que voy a seguir al frente del club con la directiva y vamos a conseguir que vaya para adelante”. ¿Por qué se hizo esperar tanto estas palabras? “Tuve que encontrar el momento adecuado para expresarme. El siguiente partido contra el Guadalajara era importante y solo hubiera desestabilizado más si hubiera salido a hablar antes”.

 

En todo caso, el presidente del BM Valladolid quiso mostrarse positivo en otro frente. “Estamos mucho mejor que hace doce meses, tanto en lo económico como en lo deportivo. Hemos reducido la deuda 138.000 euros desde entonces y a 30 de noviembre estamos al día con todos los pagos. Y en cuanto a lo deportivo podíamos estar mejor, pero el año pasado a estas alturas estábamos colistas”.

 

En lo que sí que no estuvo muy claro el presidente fue en las cuentas de la Supercopa –“aún no sabemos nada”, dijo-, en las denuncias de dos desempleados por impagos que están pendientes de juicio o de la anterior junta directiva del club, a los que en su día llamó “golfos”.

 

“No hay que malinterpretar esas palabras, yo mismo me califico a mí mismo como un golfo simpático. Creo que no tiene sentido darle más vueltas a esa palabra, no tenía intención de arremeter contra nadie”, se explicó Simón, antes de dejar claro que no teme a la reacción del público en el primer partido en casa de 2014 y que “no pasa por su cabeza dimitir en un futuro”

Noticias relacionadas