Óscar Puente: “Todo el mundo era consciente de la situación que vivía el PSOE de la región”

Óscar Puente, presidente del PSOE Valladolid. JUAN POSTIGO

El presidente Socialista de Valladolid se muestra crítico con los miembros regionales de su Partido, a los que pide “más apoyo y trabajo”, aunque cree que el cisma López-Villarrubia puede traer un futuro mejor al PSOE.

“A grandes males, grandes remedios. Creo que el Partido Socialista de Castilla y León vivía una situación desde hace tiempo que no era lógica y que había que resolver. No era solo cuestión de resultados electorales, que han sido malos, sino de problemas en el trabajo y en el día a día. Ahora la militancia va a tener una oportunidad, ya que se habla de ‘un hombre, un voto’, van a ser los afiliados los que tomarán las soluciones. Es una solución drástica, pero es lo que toca”. Las palabras de Óscar Puente, presidente del Grupo Socialista en Valladolid, bien valen para definir la situación del partido a nivel de Castilla y León en este momento.

 

Después de la escisión entre Julio Villarrubia y Óscar López vivida en el seno del Partido, que terminó con la dimisión de más de la mitad de la Ejecutiva Regional este viernes, las aguas bajan revueltas para el grupo de la rosa y el puño.

 

“Todo el mundo era consciente de la situación que se vivía en Castilla y León, algunos con mucha prudencia la hemos estado silenciando, pero creo que todo tiene un límite y en el PSOE se deben enmendar errores de estos dos años, cosa que pasa por tener un liderazgo reconocible y apoyado por la base”, ha seguido explicando Puente a Tribuna de Valladolid, que ha querido mostrarse algo positivo para el futuro, aunque sea costoso.

 

“Espero que esto termine con la elección política de un buen referente, y a partir de ahí todos a trabajar. No hay otra solución, aunque duela, podría ser positivo para el partido en la región”.

 

AYUDA "DESDE ARRIBA”

 

En todo caso, el presidente del Grupo Socialista de Valladolid también se mostró crítico con el poco apoyo que en ocasiones reciben de “los de arriba”, en referencia precisamente a los dirigentes regionales.

 

“Me interesa que el partido esté lo más fuerte posible, lógicamente, todo lo que vaya en la dirección adecuada es bueno para mí. Lo que quiero es que esto se resuelva y que por fin en Valladolid tengamos algo de ayuda desde arriba, porque la verdad es que trabajamos como burros, hacemos muchísimas visitas a los barrios, labor de crítica muy constante… Y todo ese trabajo cuesta mucho que rente beneficios cuando la marca está en la situación en la que está”, siguió Puente.

 

“Creo que en Valladolid tenemos un perfil joven, lo que la sociedad reclama y un poquitín más de ayuda de las altas instancias no vendría mal. Cuando yo hablo de corrupción difícilmente se me da crédito si tenemos problemas de corrupción en otros sitios y no se nos apoya con decisión desde arriba. Necesitamos un partido más ejemplar a todos los niveles para tener resultados mejores”, concluyó.

Noticias relacionadas