Óscar Puente: "Seré el alcalde de todos, pero mi prioridad serán los más necesitados"

Óscar Puente en la redacción de Tribuna Valladolid. TRIBUNA

El que será nuevo alcalde de Valladolid desde este sábado explica en esta entrevista que esta legislatura dejará atrás "el modelo estético para centrarse en las personas" y pretende una ciudad "más europea, abierta y cultural".

 

LOS ASUNTOS PENDIENTES

 

Hablemos del soterramiento

Poner en marcha inmediatamente una especie de auditoría de cómo están las cuentas de la Sociedad Valladolid de Alta Velocidad, ver cuánto se debe, cuáles son las partidas pendientes… y a partir de ahí hacer un diagnóstico de qué se puede hacer con el soterramiento y en función de las alternativas, probablemente, pondremos en marcha una consulta ciudadana. Esa es nuestra hoja de ruta.

 

El pequeño comercio agoniza ¿qué va a hacer Óscar Puente para sacarlo de la UVI?

Lo primero evitar que la Ciudad de la Justicia se vaya a Villa del Prado II y después empezar a dialogar con el comercio y ver qué medidas podemos tomar. Si pudiéramos revocar la declaración de Zona de Especial Afluencia Turística sería otra de las medidas que pondríamos en marcha. Por último, hace falta mucho diálogo con la Junta de Castilla y León para que no siga patrocinado y auspiciando el modelo de centros comerciales de grandes dimensiones que atentan claramente contra el pequeño comercio.

 

El Mercado del Val

Quiero dejar claro que nosotros no hemos paralizado nada. Hay un modificado de 550.000 euros pero ni si quiera tiene el informe técnico encima de la mesa por lo que no podemos tomar ninguna decisión. La obra no está parada aunque va lenta y seguirá adelante.

 

¿Cómo será la relación con la Junta de Castilla y León?

Espero que sean conscientes de que comprender la situación en la que están. No tienen mayoría absoluta y tienen a un alcalde que no es del mismo signo político, pero que sobre todo va a ser muy exigente con relación a la ciudad; porque Valladolid es muy mal tratada por la Junta de Castilla y León; por ejemplo en gasto social somos la última capital de toda la Comunidad por habitante y esto se tiene que acabar.

 

¿Cómo se reactivará el Parque Agroalimentario?

El tema es prioridad máxima. Hay inversores, inversión pública de Europa, hay muy buenos proyectos y ese tema lo tenemos que abordar con absoluta decisión. La Junta de Castilla y León ofrece un suelo que no es apto para ese tipo de iniciativa porque no tiene acceso a tráfico de mercancías por tren. Vamos a trabajar en ello en el suelo previsto en Palomares.

Le paran por la calle, le reconocen, algunos le felicitan. En unas pocas horas Óscar Puente se convertirá en el nuevo alcalde de Valladolid, sucediendo dos décadas después a Javier León de la Riva. Prácticamente colgado al teléfono, contestando llamadas y mensajes, concede esta entrevista a Tribuna de Valladolid para hablar de cómo ha sido su llegada al Ayuntamiento y cómo serán estos cuatro años. Una fanta de naranja (nada que ver con Ciudadanos) endulza sus palabras.

 

¿Ha podido asimilar ya la que se le avecina?

La verdad es que no tengo tiempo para pensar en eso; tengo la cabeza en las cosas que hay que afrontar cada día.

 

¿Soñaba Óscar Puente con ser alcalde?

Tanto como soñar no; sí aspiraba a ello y es por lo que he peleado. Soñar sueño con otras cosas menos materiales.

 

Hace cuatro años sufrió su segunda derrota frente a León de la Riva ¿pensó en tirar la toalla?

Ni en un segundo pensé en dejarlo; tuve claro que tenía que perseverar pero sabría que era la definitiva y que si no lo hubiera conseguido me hubiera ido a casa. Pero tenía claro lo que iba a pasar: sabía que el PP iba a tener un batacazo enorme y que nosotros probablemente no tendríamos mayoría suficiente para gobernar pero sí para liderar un proyecto alternativo.

 

¿Qué les diría aquellos que le acusan de que será el regidor con menor número de votos de la historia de la democracia?

Que aprendan un poquito de democracia, que el alcalde es el que suma 15 votos el día de la investidura.

 

¿Cómo va a ser su matrimonio con Valladolid Toma La Palabra?

Espero que bueno. Soy optimista y creo que es gente sensata, preparada y que va a realizar un buen trabajo.

 

¿No le asusta que pudiera tener un final incierto?

Soy optimista por naturaleza y siempre pienso que las cosas van a salir bien. Con esta forma de ser me ha ido bien en la vida. No me pongo nunca en lo peor. Voy de buena fe a este gobierno y presumo la buena fe de todos.

 

¿También en la de Sí se puede?

No puedo poner ningún reproche encima de la mesa a Sí se puede. Han tenido una posición muy clara, muy honesta siempre.

 

¿Qué es lo primero que va a hacer el próximo lunes cuando se siente en el sillón del alcalde?

Me temo que lo primero es atender a los medios, porque hay tal nivel de petición de entrevistas que no sé cómo lo voy a hacer. Trataré de poner en marcha la coordinación del grupo del equipo de Gobierno y poner en marcha los asuntos que sean de mayor urgencia.

 

Las tres o cuatro medidas que van a tener una puesta en marcha inmediata

Estamos con el tema de comedores escolares para verano con todas las dificultades que ello conlleva, tasa de basuras, gratuidad de transporte público para 12 años, líneas de ayudas para material escolar… por poner solo algunos ejemplos.

 

¿A corto plazo en qué va a notar el ciudadano que ha habido un cambio de Gobierno?

Lo va a notar en la forma y en el fondo. Se van a encontrar con un alcalde distinto, mucho más accesible, un Ayuntamiento más abierto y más participativo, volcado con las necesidades de las personas que se va a centrar en evitar desahucios, evitar padecimientos y ayudar a las personas más necesitadas y no tanto las cuestiones estéticas. Esa va a ser la principal diferencia de nuestro Gobierno respecto al anterior.

 

¿Qué oposición se espera?

Van a ser iguales que cuando gobernaban, pero con doce concejales. Espero el mismo talante, no tienen arreglo y van a necesitar muchos años en la oposición hasta que se den cuenta de dónde están.

 

Eso respecto al Partido Popular y ¿Ciudadanos?

Francamente va a depender de quién lo lidere. Si es el señor Presencio, tardes de gloria una detrás de otra; si es la número dos espero que haya más sentido común. Como tampoco se hablan entre ellos no sé muy bien qué harán.

 

 

¿Será el alcalde de todos?

Un alcalde tiene que ser el alcalde de todos, pero también tiene que tener claro cuáles son las prioridades y las mías serán las personas que más necesidades tengan.

 

¿Qué imagen quiere proyectar de Valladolid al exterior?

Tenemos la oportunidad de ser una ciudad más europea, más abierta, con una movilidad mucho más sostenible y una ciudad mucho más cultural. Nos hemos quitado el sambenito de ‘fachadolid’ y ahora podemos apostar por otros y ser ejemplo de muchas cosas: un referente cultural, social, participativo, transparente… si somos capaces de todo esto habremos hecho una buena operación.

 

¿Cómo le gustaría que recordasen los ciudadanos esta legislatura que ahora comienza?

Una legislatura de cambio de modelo, que deja a tras el modelo estético y que se centra en las personas. Espero una ciudad con más actividad económica y más empleo y una ciudad con mayor número servicios sociales. Hemos dejado atrás dos etapas en la que se puso en pie una estructura que, posteriormente, se vistió y ahora el reto es llenar la estructura, que ya está vestida, de vida.

 

¿Qué ocurrirá con el deporte profesional y las ayudas del Ayuntamiento?

Vamos a adoptar unas fórmulas de ayudas mucho más objetivas. Vamos a intentar huir de los gustos personales del alcalde y que el deporte se rija por criterios deportivos, en el que nadie se pueda sentir discriminado.

 

¿Teme que alguno de los clubes de elite desaparezca?

Trataremos de evitarlo y ver la viabilidad de cada proyecto.

 

¿Es aficionado Óscar Puente a los toros?

He sido muy aficionado, ahora me he apartado un poco porque la calidad del espectáculo es menor por las ganaderías y por la ausencia de figuras con suficiente tirón. Eso unido a la polémica de los toros y la politización me han alejado de la Fiesta.

 

¿Se suprimirá la subvención de San Pedro Regalado y el Museo del Toro?

No tengo nada en contra de la Fiesta de los Toros pero no nos podemos hacer cargo de las pérdidas de una empresa taurina. La Fiesta seguirá en pie en la Virgen de San Lorenzo si así lo quiere el empresario, pero no habrá ayuda municipal en San Pedro. El Museo del Toro es un museo que recibe una visita al día y evidentemente no podremos mantener una ruina así. Los fondos se acomodarán en otro espacio, pero el edificio se le dará otro uso o se cerrará.

 

¿En qué va a cambiar su vida?

Mi vida cambia sobre todo desde el punto de vista de la privacidad. Es lo que más he notado en estos días. Es difícil andar por la calle o tomarse una caña tranquilamente. Es lo que más me cuesta.

 

¿Sus hijas qué le dicen?

Son muy pequeñas y aún no son conscientes. Están contentas y felices porque ven que he trabajado mucho y he logrado el objetivo. Espero que esto no las afecte en su vida personal.

Noticias relacionadas