Óscar Puente, en Twitter: "Me equivoco y acierto, no pretendo ser perfecto. Mi estrategia es no engañar a nadie"

La foto de perfil de Puente es esta, de ALBERTO MINGUEZA, en la SEMINCI 2016

El regidor, el más activo de toda España, considera que la red social es una "forma útil de acercarse" al ciudadano y asegura que suele responder a "casi todo el mundo que pregunta educadamente" pero que no se ve con fuerzas de "aguantar a ningún impertinente".


 

Que Óscar Puente es, en Valladolid, un 'tuitstar' es algo que saben todos los usuarios de la red social Twitter, un lugar común donde ciudadanos y celébrities (ya sean políticos, cantantes, deportistas, de tendencias o incluso espirituales) están en contacto a través de mensajes de 140 caracteres. Y lo es no solo por su actividad sino también por el feedback que mantiene con los ciudadanos, para bien y para mal, ya que entre los mensajes que recibe hay agradecimientos, quejas vecinales, críticas, y descalificaciones.

 

Con más de 15.600 seguidores a 23 de noviembre de 2016 ("tenía 4.600 justo antes de ser alcalde, y en la misma noche de las elecciones, cuando acabó el recuento, ya subí a 5.000", recuerda Óscar Puente) y más de 50.600 tuits, el alcalde de Valladolid es una referencia política en Internet a nivel nacional. ¿Dónde reside la clave de ese éxito?

 

"Seguro que me he equivocado un montón de veces pero no me arrepiento, asumo que soy una persona como cualquier otra. Me puedo equivocar y acertar, no pretendo ser perfecto. He cometido muchos errores, seguro, pero mi estrategia es no engañar a nadie. Soy como soy, entro al trapo demasiado, tengo temperamento, y no me gusta que la gente sea irrespetuosa. Es mi estrategia, y no creo que sea mala". En estas frases explica Óscar Puente su filosofía en Twitter, quien asegura además que ni monotoriza su actividad ni se preocupa por las cifras. Una forma de actuar que ya seguía antes de llegar a la alcaldía.

 

Una de las claves de ese éxito podría ser el hecho de que Puente disfruta tuiteando. A diferencia de otros personajes públicos, que en ocasiones se ven forzados a estar en las redes sociales y sus perfiles los llevan equipos profesionales, el alcalde de Valladolid ha tomado las riendas de su identididad digital. "Twitter me gusta, me gusta su dinamismo, me encuentro cómodo. En cambio en Facebook me lleva mucho tiempo leer lo que ponen ya que los usuarios ahí buscan una conversación más estable, más familiar". 

 

¿ES ÚTIL PARA LA CIUDAD QUE EL ALCALDE USE TANTO TWITTER?

 

Es posible que a estas alturas algunos se estén preguntando: ¿pero qué diantres es Twitter, y qué relevancia tiene? Para entender o no la utilidad de la presencia activa del alcalde en esta red social, hay que indicar que Twitter es un ágora abierto a todos, donde con solo registrarse de manera gratuita uno puede seguir la información que otros usuarios publican. Esto abre un sin fín de posibilidades en la relación entre los políticos y sus votantes. Y se busca la manera de que repercuta positivamente en la ciudad.

 

"Yo no busco un beneficio para mi imagen. Quiero que el ciudadano tenga contacto conmigo, que vea quién es el alcalde. Lo considero una forma de acercarme al ciudadano, y quien quiera puede hablar conmigo" reflexiona Óscar Puente, quien entre otras cosas, se encarga de derivar las quejas que recibe sobre problemas concretos de la ciudad (una duda sobre el cambio de parquímetros, desmentir un bulo sobre la zona ORA, o consultas sobre las líneas de autobuses son algunas de sus últimas respuestas) a las concejalías que corresponde. "Doy quejas todos los días a los concejales, todos los días. Es una manera de obtener información de los ciudadanos y de transmitirla. Sí, es útil, incuestionablemente". 

 

Pero, ¿cuánto tiempo le lleva al alcalde atender Twitter? Para que sirva de ejemplo, para realizar esta entrevista se contactó por la red social con el alcalde, el martes a las 18:35. Su respuesta llegó a las 19:12 horas. "Me dedico a ello siempre que tengo un hueco. Cuando me desplazo, o en el tiempo que estoy en casa o que tenga un ratillo. Lo miro mucho por la noche, cuando llego a casa" detalla Puente, quien asegura no tener ninguna metodología para controlar el flujo de menciones e interacciones que recibe cada día.

 

 

"NO RECIBO AMENAZAS"

 

En el anonimato que regala Internet, otra de las preguntas que cabe hacerse es: ¿Qué tipo de mensajes recibirá el alcalde socialista? "Amenazas no recuerdo haber recibido. Insultos... faltas de respeto sí que hay, hay gente que se dirige al alcalde como si fuera el cachicán de la finca, que no sabe si mata o espanta. A esos los suelo bloquear, no me veo con ganas de aguantar a ningún impertinente" rememora Puente.

 

Y, ¿qué hay que hacer para que el alcalde de Valladolid te atienda en Twitter? Él mismo da las claves: "Suelo responder a todo el mundo, sobre todo a los que preguntan educadamente. Aunque si la pregunta requiere muchas explicaciones (cada mensaje solo puede incluir 140 caracteres) o no tengo toda la información la dejo sin contestar". ¿Incluso las críticas? "No me molesta que sean críticos, pero sí me molesta la falta de respeto" sentencia Óscar Puente. 

 

Si quieren más respuestas, ya saben. En @oscar_puente_ el alcalde responde.