Óscar Puente consigue los apoyos para su investidura como alcalde de Valladolid

Charo Chávez muestra el programa de su partido, Sí se puede. A.MINGUEZA

Sí se Puede rechaza formar parte de su gobierno aunque le apoyará en la votación del 13 de junio "para echar a León de la Riva". Valladolid Toma la Palabra, más receptivo para entrar en el gobierno tras la primera reunión con el candidato socialista.

El Gobierno municipal de izquierdas ha dado el paso más trascendental para convertir al socialista Óscar Puente en el nuevo alcalde de Valladolid el próximo 13 de junio. Las primeras conversaciones confirman el apoyo necesario en la investidura, aunque la formación Sí Se Puede Valladolid ya ha anunciado que no formará parte del equipo de gobierno.

 

Este miércoles se ha producido la primera de las reuniones entre los tres grupos de izquierda que suman los 15 concejales necesarios para cambiar el rumbo de la política municipal. La primera conclusión es clara: habrá apoyo par investir a Puente como nuevo alcalde. Otra cosa será con qué conceptos. Valladolid Toma la Palabra, que aporta cuatro representantes, está más receptivo a participar en la política local desde el gobierno del Ayuntamiento. Sin embargo, la marca blanca de Podemos ha rechazado esta oferta porque quiere preservar las garantías de su programa electoral, aunque su argumento es contradictorio, como el hecho de pregonar transparencia e impedir a los medios acceder a realizar una fotografía de este primer contacto. Sin embargo, sí utilizó su cuenta de twitter para publicar esta imagen.

 

Sí se Puede se plantó delante de la puerta principal del Ayuntamiento para expresar su ideario y el planteamiento de su respuesta. Un no, transformado en sí, pero con condiciones reflejado en las declaraciones de su número uno, Charo Chávez. “Nosotros no vamos a apoyar a Óscar Puente. Lo hemos dicho siempre, para nosotros lo primero es la gente y asumimos que hay un consenso muy grande en esta ciudad que quiere que no vuelva a gobernar León de la Riva y que quiere que no vuelva a gobernar el PP”.

 

RODEOS HASTA DECIR QUE SÍ HABRÁ APOYO

 

“Por eso, nosotros vamos a echar a León de la Riva porque es una cuestión de higiene política, pero nos resulta difícil apoyar a un partido que ha obtenido los peores resultados de su vida en esta ciudad, incluso estando en la oposición. Para nosotros, gobernar para la gente no es un cambio de siglas, y tenemos dudas de que el PSOE vaya a gobernar para la gente. Vamos a acabar con veinte años de despiporre en este Ayuntamiento. No hemos venido a intercambiar cromos porque queremos cambiar el álbum completo. No hemos venido a cambiar sillones por favores, por eso no vamos a participar en un gobierno. Vamos a facilitarlo, velando estrictamente con responsabilidad, con altura de miras, por la gente. Y sobre todo con generosidad”, añadió Chávez para desvelar después de muchos rodeos lingüísticos que apoyarán la investidura de Puente como nuevo alcalde pero no se involucrarán en su gobierno.

 

Imagen de la reunión entre PSOE, VTP y Sí se Puede, que esta formación colgó en twitter.

 

Entre tanto rodeo en una puesta en escena que llevó a los integrantes de Sí se Puede a las puertas del Ayuntamiento de Valladolid, Charo Chávez recibió la pregunta directa. ¿Pero entonces van a apoyar a Óscar Puente aunque no formen parte de su gobierno? Entonces, la líder de la formación fue más clara: "Nosotros hemos dicho que no vamos a permitir que León de la Riva gobierne, creo que está claro lo que hemos dicho. El 13 de junio tiene que gobernar un alcalde y, por supuesto, no vamos a impedir que eso sea (Puente) porque no queremos que sea el PP el que vuelva a gobernar. Pero no vamos a formar parte de ese gobierno", recalcó para insistir en el marco ético que prioriza su programa electoral. "Apoyaremos la investidura del alcalde, siempre que no sea León de la Riva".

 

“Más de 83.000 personas están en riesgo de exclusión social en la ciudad. Se siguen produciendo siete desahucios al día. Acabar con los sinvergüenzas que nos han traído a este desastre nos exige ponernos a trabajar. A partir de mañana vamos a establecer con la gente cuáles con las medidas prioritarias para exigírselas al nuevo alcalde en los primeros 100 días de gobierno. La transparencia, el control político, la participación, deben ser la enseña de la nueva política y nosotros somos el cambio”, añadió Chávez.