Óscar Puente asegura que suprimirá la Tasa de Basuras si resulta elegido alcalde de Valladolid

Óscar Puente durante su visita al barrio de La Rondilla.

El presidente del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid, Óscar Puente, ha anunciado que si gobierna anulará la tasa del servicio de recogida de residuos, tras las elecciones municipales del próximo mes de mayo.

Así lo ha asegurado en vísperas de la aprobación de las ordenanzas fiscales para 2015 en el Pleno municipal que se celebrará este martes, a cuyo orden del día los socialistas quisieron incorporar una moción para "intentar hacer entrar en razón al PP por última vez" y que retirase el polémico tributo. Sin embargo, han asegurado que en la Junta de portavoces del pasado viernes, el alcalde se negó a admitir esta propuesta para debatir la moción en el pleno.

 

Puente ha argumentado que "sobran las razones" para que la "polémica" tasa, que entró en vigor en el ejercicio 2013 y que "habrá recaudado 21 millones de euros" cuando acabe este año, sea derogada, en primer lugar "por injusta", porque "grava un servicio que los contribuyentes ya vienen sufragando mediante el incremento en el recibo del IBI que el Pleno acordó en 1983 y que se mantiene actualmente, ya que no se ha reducido en la misma proporción".

 

Asimismo, ha recalcado que se debe anular "por su dudosa legalidad", ya que, subraya, "se encuentra a la espera de resolución judicial, tras denuncia de los colectivos vecinal y de consumidores".

 

El jefe del principal partido de la oposición municipal ha añadido que se trata de una medida tributaria que el PP no llevaba en su programa electoral municipal y que por tanto se aplicó "con alevosía" pasadas las elecciones, ya que el equipo de gobierno del PP "no podía alegar que no conocía el estado de las arcas municipales cuando llevaba 18 años gobernando".

 

El PP debía por tanto, a juicio de Óscar Puente, "conocer perfectamente las necesidades económicas del Ayuntamiento y si, como dijo León de la Riva, sin la Tasa de basuras no se podrían pagar las nóminas de los trabajadores municipales, debía haberlo advertido en su programa a los votantes". De lo contrario, ha defendido, "mintió, como así lo demuestra el hecho de que la liquidación presupuestaria fue positiva.

 

Por otra parte, Óscar Puente considera que "no es suficiente con anular la tasa de basuras" y ha abogado por una reforma fiscal a nivel estatal en la que, ha asegurado, "Pedro Sánchez ya está trabajando".

 

Dicha reforma, a su juicio, "ajustará la fiscalidad a la realidad social que vivimos, haciendo posible que cada uno pague en función de su capacidad para que la calidad de los servicios públicos esté asegurada". Puente confía en que esta reforma "servirá para dotar a las Administraciones Locales "de más flexibilidad" para poder aplicar sus tributos con criterios más progresivos.

 

Finalmente, el presidente del Grupo Socialista también ha señalado que si su partido gobierna la ciudad el año que viene, se pondrá en marcha la "verdadera participación ciudadana" que permitirá que las decisiones municipales, y especialmente las económicas, puedan ser debatidas y tomadas contando con la opinión de todos y no "impuestas" como en los últimos 20 años.