Óscar Puente acabará con la “subasta al mejor postor de los servicios sociales municipales”

El candidato a la Alcaldía de Valladolid por el PSOE, Óscar Puente, ha presentado las medidas en materia de bienestar social y calidad de vida que están recogidas en su programa electoral.

Los socialistas plantean en primer lugar la “recuperación del presupuesto público” para políticas sociales tras los serios recortes de estos años a cargo del gobierno municipal del PP. Pretenden, al mismo tiempo, que se mejore la coordinación institucional con la Junta de Castilla y León, en cuanto a lo económico y en cuanto a lo administrativo, poniendo como ejemplo el caso de quienes obtienen por parte de la administración autonómica el reconocimiento de su derecho a percibir la renta garantizada de ciudadanía y tardan varios meses en empezar a cobrarla. 

 

Empresa pública de Servicios Sociales

 

Como ya hiciera público el PSOE hace unos meses, quiere crear “una empresa pública de servicios sociales” que preste directamente los servicios de teleasistencia, ayuda a domicilio, estancias diurnas y temporales, canguros y respiro familiar que actualmente prestan empresas privadas. Puente ha señalado que “hay que prescindir de intermediaciones que no son necesarias” y que “sólo benefician al adjudicatario, pues rebajan la calidad del servicio para los usuarios y merman las condiciones laborales de los trabajadores que los prestan”.

 

El presidente del Grupo Municipal Socialista afirma que esta fórmula no resultará más cara para el Ayuntamiento porque “se ha demostrado que la gestión privada resulta más cara, aunque eso sí, más cómoda para el que gobierna”.

 

Más medios humanos y materiales

 

Óscar Puente ha asegurado que el Ayuntamiento que aspira a presidir “necesita de un diagnóstico completo de la realidad social” que hasta ahora, cree, no le ha interesado realizar al PP. Disponiendo de ese “mapa humano” resultará más fácil tomar decisiones, que no obstante contarán con la participación de los consejos sociales de cada zona y con un nuevo Consejo Municipal dedicado a Políticas Sociales. Al mismo tiempo, el PSOE pretende invertir en la mejora de recursos materiales y humanos para lograr una mayor agilidad administrativa, lograr un seguimiento individualizado de cada caso, un adecuado acompañamiento en los procesos de integración y la mejor atención posible. A ello hay que añadir el fomento y el reconocimiento de la labor de voluntariado y poner en marcha programas de educación en la calle.

 

La normativa de acceso y la tramitación de las ayudas de emergencia se simplificarán para convertirlas “en un auténtico derecho subjetivo” y agilizar el tiempo de respuesta. De la misma forma se incrementará la ayuda a la cooperación y el desarrollo, destinando más del 5% de su cuantía a campañas de educación y sensibilización.

 

Personas mayores y en situación de dependencia

 

El PSOE pretende ampliar la red de centros de personas mayores de la ciudad, si bien Óscar Puente advierte de que esta “no es una tarea para cuatro años” por lo que será una labor progresiva según la prioridad. Por esa razón se acometerán también las reformas oportunas en los centros actuales, así como en los centros de día. Estas actuaciones irán acompañadas por el asesoramiento personal de profesionales del trabajo social en los propios centros y el impulso al consejo municipal de personas mayores que tendrá más actividad.

 

Los socialistas también proponen un complemento a la atención de personas en situación de dependencia según el colectivo al que pertenezcan y sus peculiaridades, ampliando la prestación de alimentación infantil cuando haya necesidad de una alimentación especial o costosa según informes médicos y sociales. Se evitarán las limitaciones de la subvención del “bono-taxi” para personas con movilidad reducida y se podrá presentar la solicitud para acceder a ella en cualquier momento. También se prestará estimulación cognitiva a domicilio cuando haya demencias diagnosticadas.

 

Mejora de la calidad de vida

 

Finalmente, Óscar Puente se ha referido al bienestar de quienes no están en ninguna situación como las anteriores o padecen alguna discapacidad y ha puesto el énfasis en la respuesta que el Ayuntamiento debe dar a quienes precisan conciliar la vida laboral y familiar. Puente plantea un “pacto municipal por la conciliación” que sea fruto del acuerdo entre agentes sociales y colectivos que trabajen esta materia, de cara a la promoción de la racionalidad de horarios desde todas las áreas municipales.

 

Junto a ello, el PSOE pretende dar un impulso a los campamentos de verano ajustando los precios al coste del servicio y “haciéndolos más accesibles a las familias sin recursos”. Habrá un servicio propio de animación sociocultural y se ampliará la oferta de ocio infantil y juvenil los fines de semana.