Óscar Díaz salta al escenario este domingo ante el Betis

Rubi, entrenador del Real Valladolid, en rueda de prensa. JUAN POSTIGO

Rubi, entrenador del Real Valladolid, asegura en rueda de prensa que el delantero ganará peso en el equipo tras la lesión de Roger.

Primer match point de la temporada para el Real Valladolid. Este domingo, a partir de las doce de la mañana, el estadio José Zorrilla vivirá una de aquellos encuentros que bien pueden marcar un antes y un después para el ascenso, y es que un coloso como el Betis aterrizará en Valladolid con la intención de prolongar sensaciones y llevarse los tres puntos.

 

En todo caso, para el equipo blanquivioleta todavía sigue escociendo la noticia de la semana, la baja de Roger Martí por seis meses por lesión. Rubi quiso comenzar su comparecencia acordándose del delantero, y no tuvo ningún rubor en reconocer que su sustituto natural será Óscar Díaz, como todo parecía indicar.

 

“En función del jugador que sale tiramos de un juego u otro. Roger proporciona mucha profundidad, mientras que Óscar tiene asociación, así que ahora al segundo habrá que pedirle un poco de lo primero, que se mentalice en este sentido”, comenzó el entrenador.

 

“Contemplo otras posibilidades, pero dentro de que todos se sientan importantes, Óscar Díaz también se ha sentido así hasta el día de hoy. Tiene bagaje de confianza y minutos, puede rendir desde el primer día. La confianza tiene que ser total respecto a él”, espetó tajante el técnico.

 

Y es que Roger, que podría llegar para la parte final de la temporada, no ha pasado por un proceso fácil. “Roger vino con hambre y ganas de ayudar, es un chico joven, así que necesitará tiempo para reconducir la situación. Sienta mal por él, aunque son cosas que forman parte del fútbol”.

 

BETIS, LANZADO

 

Pasando al rival en sí, el Betis, que viene de ganar dos partidos seguidos, queda claro uno de sus principales peligros. Rubén Castro acumula siete goles en seis jornadas, aunque en Sevilla aseguran que no hay ‘Rubéndependencia’.

 

“El Betis es uno de los equipos llamados a pelear arriba”, esgrimió Rubi. “Cuando decíamos al principio que iba a haber momentos duros, nos referíamos a esto. Puede ser por lesiones, partidos complicados o por lo que sea, así que se trata de estar unidos y superar adversidades para que podamos cumplir”.

 

Precisamente el entrenador también dejó patente que el peligro está en el Betis como conjunto. “Preocupa todo el equipo, no solo Rubén Castro. Al Betis les pasa lo mismo que a nosotros, los que bajan parece que tienen que ganar todo 4-0 y a lo mejor al principio de Liga no estás tan fresco”, explicó, antes de confirmar que Jesús Rueda, renqueante toda la semana, “en principio debería estar para el domingo”.

 

Por último el técnico trató las jugadas a balón parado, ya que consideró que ese es una de las armas de los verdiblancos, además de una gran profundidad por bandas y una importante salida de balón. “Aunque suene contradictorio, estamos intentando contrarrestarlo. Creo que a excepción del gol que nos hicieron en Gijón, en el resto del partido lo hicimos bastante bien”, terminó.

Noticias relacionadas