Óscar Díaz, con la ilusión de un chaval

Óscar Díaz, el día de su presentación con el Real Valladolid. BORIS GARCÍA

El delantero del Real Valladolid niega que sean favoritos al ascenso y se muestra de acuerdo con sus compañeros en que el sistema de Rubi favorece al equipo.

Óscar Díaz se apunta al ‘Cholismo’ que tanto ha triunfado la temporada pasada en el Atlético de Madrid, pero en este caso aplicado a la situación del Real Valladolid. Con la vista siempre puesta en el ascenso, eso sí, el delantero tiró de la manida frase de “partido a partido” este miércoles ante los medios.

 

“Ya quedan pocos días para que empiece la Liga y el equipo ya va jugando a lo que quiere el míster. Tras estos dos partidos amistosos que quedan empieza lo bueno, estoy con la ilusión de un niño pequeño”, aseguró el ex del Almería, para después negar que el Pucela sea el máximo favorito para el ascenso.

 

“Es pronto para decir que somos favoritos, el objetivo claramente es el ascenso, pero hay que ir partido a partido, jornada a jornada, e ir sumando de tres en tres”, incidió antes de resaltar que “ya hay ganas de competición”. “Todo el mundo quiere jugar, no solo yo. Me he adaptado rápido, desde el comienzo todo ha ido bien y estoy deseando que comience la Liga”.

 

Por último, en lo que fue una comparecencia ‘exprés’, el delantero se mostró de acuerdo con sus compañeros a la hora de alabar al nuevo entrenador, Rubi. “Tiene un sistema que favorece al equipo y eso gusta. Estamos contentos con él y él con nosotros, ahora hay que ganar partidos”, concluyó.