Satyarthi: "Una semana de gasto militar permitiría llevar a todos los niños del mundo a clase"

Satyarthi junto a Malala

El activista indio Kailasha Satyarthi ha asegurado este miércoles en Oslo que una semana de gasto militar permitiría conseguir que todos los niños del mundo fueran a clase, al tiempo que ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para acabar con "todas las formas de violencia contra los menores", incluidas la esclavitud y los matrimonios forzados.

Satyarthi ha sido el primero de los dos galardonados en tomar la palabra para agradecer el Nobel de la Paz otorgado por el Comité Nobel y ha hecho un alegato en defensa de los derechos de la infancia y del fin de abusos como el trabajo infantil o los matrimonios acordados.

 

Vestido con una camisa tradicional blanca, ha asegurado que "todas las religiones" enseñan a "cuidar" a los hijos y ha dejado claro que "no hay mayor violencia que negar los sueños" de los niños. "Solo una semana de gasto militar puede hacer que todos los niños vayan a clase", ha subrayado. "Me niego a aceptar que la Policía no sea capaz de proteger a nuestros hijos", ha contado Satyarthi, para después confesar que su "único objetivo en la vida" es que todos los niños "sean libres".

 

"HEMOS FALLADO A LOS NIÑOS"

 

Tras admitir que el mundo ha logrado "progresos" en la defensa de la infancia en las últimas décadas, ha dejado claro que sigue habiendo "grandes retos" y que la "mayor crisis que llama a las puertas de la humanidad" es "el miedo y la intolerancia". "Hemos fallado a los niños a la hora de impartirles educación y un sentido de ciudadanía global", ha explicado.

 

El activista indio ha elogiado el valor de la joven Malala Yousafzai y ha hecho hincapié en que la seguridad y la estabilidad en el mundo sólo se pueden recuperar con el impulso a la educación, con la defensa del valor de la paz frente a la guerra.

 

En este sentido, ha defendido que hay impulsar "una compasión global". "Unamos al mundo a través de la compasión de nuestros hijos", ha reclamado, antes de preguntarse qué tipo de niños son aquellos que cosen botas de fútbol pero no pueden practicar ese deporte.

 

"Los niños se preguntan por nuestra falta de acción. Necesitamos una acción colectiva de forma urgente. Cada minuto, cada niño, cada infancia cuentan", ha asegurado Satyarthi. El activista indio ha hecho un llamamiento para "con la pasividad y el pesimismo" que "rodea" a los niños y ha reclamado a los gobiernos de todos los países del mundo que acaben "con todas las formas de violencia contra los niños": "la esclavitud, los matrimonios concertados, los secuestros y las violaciones. "Todo esto no tiene cabida en una sociedad civilizada", ha recalcado.

 

"Tenemos que ser audaces. Tenemos que cumplir nuestras promesas", ha proclamado, para después incidir en que "el mañana es hoy" y "hoy es el momento de que todos los niños tengan todos los derechos". "Hoy más allá de la oscuridad veo las caras sonrientes en las estrellas que brillan, en cada ola de cada océano, en cada árbol y cada montaña", ha explicado, Satyarthi, en un momento en que ha pedido a todos los asistentes a la entrega del Nobel de la Paz que se pusieran la mano en el corazón para reflexionar. "Estoy seguro de que pueden escuchad a ese niño. Escúchenlo, por favor", ha dicho. "Caminemos desde la oscuridad a la luz. Caminemos desde la ignorancia al despertar, desde la mortalidad a la divinidad. Caminemos", ha concluido.