Satse se concentrará en Valladolid para pedir que no disminuya la plantilla orgánica de enfermeras

El sindicato de enfermería Satse se concentrará este jueves ante la Consejería de Sanidad en Valladolid para pedir que no disminuya el número de enfermeras en la plantilla orgánica de los centros sanitarios de la Comunidad.

Satse considera que el borrador de la plantilla orgánica que ha elaborado la Consejería de Sanidad deja los efectivos de enfermería "muy por debajo" de los necesarios para garantizar que se cubren las necesidades asistenciales con que cuenta la Comunidad.

Así, el sindicato, en un comunicado recogido por Europa Press, por lo que rechaza la afirmación del departamento que dirige Antonio María Sáez Aguado sobre que esas plantillas son las adecuadas para atender las necesidades de personal y cubrir la demanda asistencial de la población".

"Los datos que facilita la Consejería son engañosos porque las 149 plazas de enfermería que asegura que se crean no son nuevas contrataciones sino consolidación de puestos de trabajo que ya existían y que estaban ocupados por profesionales de forma temporal", ha señalado el sindicato, que ha añadido que en algunos casos desde hace más de cinco años, por lo que no se aumentará el número de enfermeras con que cuentan los centros sanitarios, que seguirán con la misma plantilla que la actual y en algunos hospitales con menos dotación de enfermeras.

Además, ha incidido en que la Consejería ha usado como criterio para definir esas plantillas el de los procesos asistenciales que se dan en los centros y no ha tenido en cuenta que la carga asistencial ha ido incrementándose en los últimos años por los "recortes y la falta de sustituciones del personal enfermero", que sigue vigente, como tampoco ha contemplado las necesidades asistenciales de cada uno de los centros sanitarios, que "difieren" de la cifra preestablecida para calcular la plantilla por procesos.

Por tanto, la formación ha rechazado ese borrador porque "no supone una mejora" para los profesionales de enfermería ni para la cobertura sanitaria en la Comunidad y ha manifestado que es "una vuelta más de tuerca" en los recortes que ya ha sufrido el colectivo enfermero en la región, "sometido ya una profunda precariedad laboral y profesional en numerosos casos que en nada beneficia a la asistencia sanitaria".