Satse critica "desorganización" al planificar la apertura de las Urgencias del Clínico de Valladolid

El Sindicato de Enfermería Satse ha criticado la desorganización en la planificación de la puesta en marcha del nuevo servicio de Urgencias del Hospital Clínico de Valladolid, "con falta de información a los trabajadores y perjuicios para sus derechos laborales".

Satse, en un comunicado recogido por Europa Press, ha recordado que  la Consejería de Sanidad "teóricamente" tenía previsto abrir este nuevo servicio antes de la Navidad, "algo que finalmente parece que no va a suceder porque en esas fechas, parte del personal puede coger sus días de libre disposición y vacaciones".

 

Así, ha señalado que la fecha de apertura sigue sin conocerse y esto añade "incertidumbre" al personal del centro.

 

En este sentido, ha asegurado que la Dirección de Enfermería del Clínico comunicó hace dos días al personal del servicio de Urgencias que a partir del día 9 de diciembre de 2014 quedan anulados los permisos, lo que el sindicato considera que "contraviene" la normativa vigente -que contempla que pueden disfrutar de dichos permisos hasta el 31 de enero- y "hace totalmente ilegal esa decisión".

 

El Sindicato de Enfermería ha censurado además que estas decisiones se adopten sin haber convocado a la Junta de Personal del centro, que no ha podido conocer cómo será el nuevo servicio y tampoco se ha dado información alguna a los representantes de los trabajadores sobre cómo se van a producir los cambios de turno que serán necesarios para organizar el nuevo servicio, "cuando cada vez se aproximan más las fechas de su apertura".

 

Satse considera que todo ello son ejemplos de la "negativa actuación" de la Dirección de Enfermería del Clínico de Valladolid y del gerente del centro por permitir que se produzca esta situación, "que genera perjuicios y una gran inseguridad para sus empleados", cuando además sólo se conocen informaciones por las declaraciones que efectúa el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, a través de los medios de comunicación y "no por los responsables del centro".