Satisfacción por la ley de Cámaras entre los presidentes regionales, que abogan por la unidad entre trabajadores, patronal e instituciones

Los presidentes de las Cámaras regionales junto al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en una imagen de archivo

Coinciden en señalar que el próximo paso debe ser aprobar una ley de Cámaras de Comercio de Castilla y León.

Positividad. Esa es la primera impresión que se llevan los presidentes de las Cámaras de Comercio e Industria de Castilla y León una vez conocida la aprobación en el Consejo de Ministros del anteproyecto de la Ley de Cámaras.

 

"Las Cámaras salen fortalecidas y se les devuelve la confianza que alguien un día les quitó", asegura José Manuel Izquierdo, presidente de la Cámara de Comercio de Ávila. Izquierdo se alegra sobre todo de la apuesta por la internacionalización: "Este nuevo sistema está basado en el sistema alemán, en el que las Cámaras tienen mucha fuerza y su peso es decisivo; hasta el punto de que son asesores del propio gobierno. Debemos apostar por la formación y la internacionalización".

 

Juan Antonio Martín Mesonero, presidente de la Cámara de Salamanca, apostilla al respecto: "Tenemos que pensar en el joven empresario y emprendedor que es el que saca adelante el país manteniendo su empresa o creando una nueva. Por eso es fundamental que haya una relación fluida con las patronales y el resto de instituciones. Necesitamos unidad, no solo entre las organizaciones empresariales, sino también entre las instituciones", subraya el salmantino.

 

"La ley de Cámaras de Castilla y León debe ponerse en marcha sin perder más tiempo", apunta Martín Mesonero.

Mesonero, de este modo, realiza una petición al Gobierno regional, que no es otra que la de que se "ponga en marcha la ley de Cámaras de Castilla y León sin perder más tiempo". Este punto es también apoyado sin fisuras por Antonio Miguel Méndez Pozo, presidente de la Cámara de Burgos, que señala: "En nuestro desarrollo vamos superando peldaños. Primero nos arropa un paraguas nacional y luego tendrá que ser territorial. El siguiente paso es aprobar la ley de Cámaras de Comercio de Castilla y León".

 

El propio Méndez Pozo añade sobre el anteproyecto de ley: "Es un reconocimiento a las Cámaras porque son necesarias para el desarrollo económico del país manteniéndolas como un servicio público". "La proyección internacional de las empresas y la implicación en la FP dual son claves de cara a la ayuda de los jóvenes", asegura.

 

El hecho de aprobar una ley de Cámaras en un momento difícil como éste significa, para la presidenta de la Cámara de Soria -Pilar Sánchez Barreiro- "una clara apuesta del Gobierno por las Cámaras como institución. Creen en ellas para crear empresas y consolidarlas", dice.

 

"Sacar gente del paro pasa por apoyar el mundo empresarial", indica Méndez Pozo.

El apoyo a la internacionalización y el nuevo papel de las Cámaras en la formación profesional dual como objetivo que debe potenciarse es otro de los aciertos de la ley bajo el punto de vista de Sánchez Barreiro.

 

Otra de las declaraciones de satisfacción tras conocerse la aprobación del anteproyecto es la de Vicente Villagrá, presidente de la Cámara de Palencia, quien asegura: "Era algo que estábamos esperando y que sin duda reconoce el trabajo que se realiza desde todas las Cámaras de Comercio desde hace años", añadiendo que servirá para reforzar los instrumentos "que favorecerán la necesaria internacionalización".

 

Manuel Vidal, presidente de la Cámara de Zamora, ha incidido también en un apartado importante, la financiación. "Es la gran duda. Nosotros haremos todo el trabajo que sea necesario, pero necesitamos liquidez". Pilar Sánchez Barreiro, desde Soria, añade al respecto: "La financiación se realizará a través de encomiendas de servicio, por lo que nos atendremos a la libre competencia".

 

Trabajar 'codo con codo' junto a las organizaciones empresariales es otra de las metas. Manuel Vidal asegura: "Se debe trabajar en sintonía", a lo que Méndez Pozo ha añadido: "Nuestro papel está dedicado más a la empresa que al empresario y todos los esfuerzos deben estar centrados en sacar al país de la situación en la que se encuentra. Sacar gente del paro pasa por apoyar el mundo empresarial", indica.

 

La estrecha vinculación con el Gobierno territorial, por último, es otro de los objetivos de las Cámaras, que buscan la unidad de todas las fuerzas vivas en pos de un mismo fin, activar la economía de Castilla y León y cada una de sus nueve provincias.

Noticias relacionadas