Saravia asegura que la ampliación de Vallsur por silencio administrativo es “ilegal”

Manuel Saravia, con uno de los escritos a la Junta pidiendo que se pronunciara respecto al silencio administrativo. J.P.

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid asegura que la propia Junta tenía un informe del proyecto que resaltaba “varias ilegalidades” y que por tanto no se podía aprobar.

Lío a la vista con la ampliación del centro comercial Vallsur que había proyectado el anterior equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid y que paralizó el nuevo nada más acceder a la Alcaldía. Después de que la Junta publicara en la mañana de este miércoles en el BOCYL por silencio administrativo el siguiente paso del mencionado proyecto, el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha querido salir al paso de la situación dando su versión a los medios. Y ha sido contundente, tanto como para dejar claro que la publicación ha sido “ilegal”.

 

“Había unos informes de la propia Junta durísimos contra el proyecto presentado, diciendo que incurría en varias ilegalidades. Además, hay otro artículo del reglamento, creo que ¡el 162, que dice que cuando va a haber aprobación por silencio administrativo se tiene que avisar al Ayuntamiento, y no se ha hecho o no consta. Es ilegal y además no se ha avisado”, quiso explicar el edil.

 

Y es que con ese informe de la Junta que destacaba varios puntos “ilegales”, no se podría haber sacado en el BOCYL el punto en cuestión, si bien Saravia “no cree que haya mala fe” por parte del organismo regional. “El silencio administrativo se cumplió a principios del mes de septiembre. Nosotros dijimos a la Junta al llegar al Gobierno que queríamos modificar el proyecto y que no hubiera esa aprobación definitiva. Tomaron nota y debían actuar para que no se llevara a cabo, de manera que no se incluyó en ningún orden del día de modificación de Plan General, pero sí permitió que se llegase a cumplir el silencio administrativo”.

 

Vamos, que como quiso destacar el concejal de Urbanismo, la Junta “ha estado como Don Tancredo, esperando a ver pasar los plazos” hasta que se ha aprobado casi sin querer. Eso sí, Saravia defiende a capa y espada que, además, el Ayuntamiento notificó hasta en tres ocasiones por medio de tres escritos a la Junta que se posicionase respecto al silencio administrativo, cosa que esta no llegó a hacer.

 

¿Pero y ya publicado en el BOCYL, cuál es el próximo paso? “Hay que requerir y pedir a la Junta que dé explicaciones, que diga cuáles eran esas ilegalidades en el informe que ellos mismos hicieron. En caso de que no quiera hacer nada, requeriremos la anulación de la aprobación”, concluyó el concejal.

Noticias relacionadas