Saravia acude este miércoles a Madrid con el objetivo de avanzar las obras en Pilarica

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, pedirá a Adif que "justifique" el presupuesto que han cifrado en 5 millones de euros las obras en Rafael Cano.

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, se desplazará este miércoles a Madrid para mantener una reunión con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez Pomar, y el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Niño, en la que espera avanzar en las obras de los pasos inferiores bajo la vía de alta velocidad en el barrio de La Pilarica.

  

En declaraciones a Europa Press, Saravia ha explicado que ha cerrado esta cita este mismo martes y que en ella espera que los representantes del Ministerio de Fomento "justifiquen" la cantidad cercana a los 5 millones de euros en la que valoraron las obras necesarias para la obra de depresión de la plaza Rafael Cano con el fin de crear un paso inferior de peatones y del túnel para tráfico rodado a la altura de la plaza Aviador Gómez del Barco.

  

Manuel Saravia ha recordado que su Concejalía trasladó una memoria inicial de estos proyectos que valoraron en poco más de dos millones de euros, por lo que confía en que mañana se pueda aclarar el coste real que tendrían las obras y avanzar en el inicio de las mismas.

  

La obra del túnel para vehículos, con acera también para peatones, estaba prevista ya desde hace un año, a propuesta de Adif y con el beneplácito del anterior equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid. Sin embargo, la problemática generada en el barrio de La Pilarica tras el cierre del paso a nivel situado junto a la plaza de Rafael Cano, frenó los proyectos de permeabilidad en la vía de alta velocidad.

  

El paso a nivel quedó cerrado a finales de septiembre de 2015, cuando se puso en funcionamiento la línea de alta velocidad Valladolid-Palencia-León, y, semanas después, Adif iniciaba la construcción de una pasarela elevada conformada por andamios con la intención de dar un paso alternativo a los peatones, pero las protestas de los vecinos del barrio y del Ayuntamiento llevaron al Administrador ferroviario a parar la obra y desmontar la infraestructura.

  

De este modo, desde el pasado mes de septiembre, los vecinos del barrio sólo pueden cruzar la vía en la plaza de Rafael Cano a través del paso subterráneo situado en las cercanías de la misma, cuyas condiciones han sido denunciadas por la Asociación de Vecinos Pilarica. De hecho, el pasado fin de semana informaron de que las intensas lluvias habían inundado la parte inferior de este pequeño túnel.

  

Para solucionar esta situación, el Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento acordaron trabajar en el proyecto de depresión de la plaza de Rafael Cano con el fin de poder crear un paso peatonal amplio bajo las vías del ferrocarril.

Noticias relacionadas