Sara Carbonero llora en su segundo embarazo

Sara Carbonero (Foto: E. P.)

La periodista llora emocionada tras ver con claridad los pies del bebé que espera junto al futbolista Iker Casillas.

Sara Carbonero ha querido compartir con todos sus seguidores de Cuando nadie me ve, los primeros meses de su segundo embarazo. La periodista se encuentra radiante de felicidad en esta dulce espera que le ha hecho darse cuenta de detalles que no apreció en su primer embarazo."Para empezar, en lo que primero noté esa diferencia es en la velocidad a la que crece la tripa.

 

Con el embarazo de Martín recuerdo que no fue hasta el quinto mes más o menos cuando empecé a tener una tripa considerable pero esta vez, desde los tres meses y medio, mi abdomen empezó a crecer y crecer. Fue de la noche a la mañana como suele decirse, un día me levanté y ya no me entraba ninguno de mis vaqueros", explica en su blog de Elle.

 

Además, el pequeño que espera no para quieto como ella misma explica: "He notado bastante antes los movimientos del bebé". Pero si algo que le ha resultado a la pareja de Iker Casillas realmente sorpredente es lo rápido que está pasando el tiempo: "Estoy notando una enorme diferencia con respecto a mi primer embarazo en lo rápido que están pasando las semanas.

 

En esto, la clave es tener otro niño que ocupa la mayor parte de mi tiempo. Una personita que demanda atención y cuidados exactamente igual que cuando no estaba embarazada, lo que hace que no 'me escuche tanto', ni esté tan pendiente de mis síntomas como la otra vez".

 

Aún así, hay detalles de este segundo embarazo que han sorprendido y emocionado mucho a la comunicadora: "La semana pasada sin ir más lejos, en una de las ecografías que me hizo mi ginecóloga me puse a llorar como una tonta al ver con total claridad los pies de mi bebé. Tuve la misma sensación, de estar siendo testigo de un 'milagro', que la de hace dos años y medio".

 

Y termina explicando: "Con todo esto quiero decir que estoy disfrutando muchísimo de estos nueve meses, de otra manera, pero no peor ni menos especial. Simplemente de una manera más serena y tranquila".