Sara Carbonero felicita en Instagram a Martín, que cumple dos años

Un 3 de enero de 2014, nacía un pequeñín que iba a marcar sin duda la vida de sus padres. Se trataba de Martín Casillas Carbonero, hijo fruto de la relación que mantienen la guapa presentadora, por aquel entonces de los Deportes en Telecinco, Sara Carbonero y el que fuera portero del Real Madrid, Iker Casillas. 

Martín Casillas Carbonero nacía sin duda para convertirse en la delicia de sus papás, que han mostrado siempre que pueden a través de sus redes sociales, los pasitos en la vida que estaba dando su pequeñín. En su corta vida, el pequeño Martín se ha enfrentado sin duda a un gran paso que tuvieron que dar sus papás. Tanto Iker como Sara dejaban España para disfrutar de una nueva vida en Oporto, donde han dado la bienvenida a este 2016. 

 

El que su padre dejara el equipo merengue y fichara por el FC Porto motivó a que Sara Carbonero dejara su trabajo, se pidiese una excedencia y corriera junto al hombre al que ama para que la familia siguiera unida. Y ahora, tras este traslado, la pareja espera a su segundo hijo, que será varón, como bien aseguró la propia presentadora, la cual tenía predilección por este sexo ya que así Martín tendría un compañero de juegos. 

 

Compañero al que le enseñará como estar en la playa, como celebrar los triunfos que consiga su papá en el terreno de juego y también, como disfrutar de un partido, animando fervientemente a papá. También le explicará quién es Papá Noel, del que un día Martín se disfrazó y le comentará que cada 6 de enero, vienen unos seres llamados Reyes Magos que dejan mogollones de regalos bajo el árbol de Navidad. Y sobre todo, un hermanito para sacar la vena futbolera que el orgulloso papá le ha implantado.

 

Poco a poco, Martín se ha estado haciendo cada vez más y más grande y cada vez ha ido aprendiendo más y más cosas en la vida. Y ahora toca hacer balance, como bien ha expresado su propia madre en una tierna felicitación en su cuenta de Instagram: 

 

"'A menudo los hijos se nos parecen, y así nos dan la primera satisfacción...' Dos años ya desde que llegaste a nuestras vidas para revolucionarlo todo, hacernos ver lo que realmente importa y enseñarnos lo que es el amor incondicional". Sí, el primogénito de la pareja llegó para revolucionarlo todo y para que sus papás aprendieran mucho y sobre todo, se hayan animado a ampliar la familia.