Sara Carbonero: "Cada uno es libre de contar sobre su vida hasta donde quiera contar"

Sara Carbonero, durante una promoción (Foto: Europa Press)

La mujer de Iker Casillas responde así desde su blog a la ausencia de información sobre su boda con el portero del Porto: "A los que me preguntáis si me ha pasado algo, la respuesta es no. Al menos nada malo, todo lo contrario".

Este domingo 10 de abril, la periodista Sara Carbonero ha actualizado su blog de 'Cuando nadie me ve'.

 

"¡Hola a todos! Mucho tiempo sin pasarme por aquí, lo sé. Algunos os habéis preocupado y me preguntábais a través de las redes sociales y los comentarios del blog si pasaba algo. La respuesta es no. Al menos nada malo, todo lo contrario ;-)", escribe en su primer párrafo de vuelta.

 

Y es que mucho se especulaba con los motivos por los que Sara Carbonero no comentase nada de nada en su espacio particular en internet. 

 

"Hay veces y épocas de nuestra vida en las que nos apetece menos abrirnos y compartir cosas con los demás. De alguna manera estamos menos comunicativos, nos vamos cerrando poco a poco y cada vez cuesta más volver a romper el hielo", comenta en el blog de Elle.

 

Y quizá es que este mes de silencio ha sido un mes en el que se ha preocupado de su familia y sobre todo de su ya marido, Iker Casillas. "A mí, al menos, sí me ocurre esto. Hay momentos en los que puedo estar una hora al teléfono con alguna amiga o con mi madre y ottros en cambio en los que me tienen que sacar las palabras casi a la fuerza", apostilla.

 

Tras comentarnos que durante ese 'break' ha disfrutado de las vacaciones de Semana Santa, de que está "conociendo un nuevo método de estimulación temprana con el que Martín aprende cada día y se lo pasa bomba", que está con las miras puestas en su proyecto de televisión como bien se ha publicado y sus diversas colaboraciones con diferentes marcas.

 

Sin embargo, no ha querido comentar nada de su boda secreta, abogando por la intimidad de cada uno, que decide qué contar y qué no: "A todos los que estáis leyendo estas líneas y que ya me conocéis a través del blog, gracias por estar ahí. Gracias por entender que cada uno es libre de contar sobre su vida hasta donde quiera contar, que todos deberíamos tener el derecho de comunicar las cosas cómo, cuándo, y a quiénes queramos. Que la intimidad de cada uno es el mayor de los tesoros, además de ser un derecho fundamental".

 

"Todos merecemos guardarnos y proteger, al menos una parcelita de nuestras vidas ;-) Pensadlo por un momento. Verdad que todos tenéis algún secreto que guardáis como oro en paño?".