Santiago Zurita regresa al Valladolid cortesano con su nueva novela, 'La llave del retablo'

Presenta una trama en la que los secretos de una familia acomodada se mezclan con el arte renacentista de la época, especialmente el nacido de las manos del famoso escultor Alonso Berruguete.

El escritor palentino Santiago Zurita regresa al Valladolid cortesano de mediados del siglo XVI con su nueva novela, 'La llave del retablo', donde presenta una trama en la que los secretos de una familia acomodada se mezclan con el arte renacentista de la época, especialmente el nacido de las manos del famoso escultor Alonso Berruguete.

  

La obra comienza con un inusual nacimiento. Mientras un adinerado mercader con pasado comunero se encuentra en Venecia, su mujer alumbra en la ciudad del Pisuerga gemelos que vienen al mundo con seis dedos.

  

Asustada, la madre le pedirá a un buen amigo de su esposo, procedente de Flandes, que se deshaga de uno de ellos y que al otro le seccione uno de los dedos sin que nadie lo sepa. El recién nacido no mutilado se quedará en el Monasterio de San Benito El Real de Valladolid, en lugar de en la inclusa.

  

Años más tarde el amigo flamenco, amante del arte, regresará a la ciudad castellana en una misión que implica al rey Felipe II y acabará haciendo un trato con el monje de los seis dedos, el cual recibirá dinero y ropa para salir de este lugar "que más odia en el mundo", mientras su benefactor dedicará varias noches a analizar el gigantesco retablo del monasterio de San Benito con el fin de encontrar el secreto que Alonso Berruguete le confesó una noche en una taberna tras haberlo escondido entre las esculturas.

  

'La llave del retablo' es la segunda novela de Zurita ambientada en Valladolid, tras '1554. La mano bastarda de Dios', obra que actualiza y versiona en esta nueva reedición disponible en Amazon.

 

BIOGRAFÍA

  

Santiago Zurita nació en Astudillo en 1960, aunque abandonó el municipio a los ochos años para trasladarse a Palencia, tras lo que posteriormente se mudó de nuevo, en esta ocasión a Valladolid, si bien "jamás" se separó de su tierra natal.

  

Posteriormente se convirtió en profesor de inglés y en 2010 publicó su primera novela, '1588. No tengo más que darte', título que recrea ambientes de la provincia de Segovia como Riaza y la propia capital, así como la localidad palentina de San Salvador de Cantamuda.

  

'1588. No tengo más que darte', narra la historia de amor entre el capitán Cuéllar y doña Inés de Astuña en vísperas de la salida de la Armada Invencible, así como los últimos días del marqués de Santa Cruz, héroe de Lepanto y que estaba llamado a dirigir la empresa, aunque murió antes de que las naves partieran de Lisboa.

  

Tras ello ha publicado la novela 'El perfume de Besalú' y su secuela, 'El pintor de Besalú', ambas con la localidad gerundense como nexo de unión. La primera se sitúa a la Barcelona de los primeros compases del siglo XIX, mientras que la segunda lleva al lector al París previo a la Primera Guerra Mundial.