Santander continuará con su política agresiva de venta de inmuebles en 2013 ante la competencia de la Sareb

Banco Santander, sucursales bancarias
Ha devuelto al BCE 24.000 millones de LTRO tomados en diciembre


MADRID, 31 (EUROPA PRESS)

El Banco Santander continuará en 2013 con una política "agresiva" de venta de inmuebles ante la posible competencia de la Sociedad de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) en el sector, que espera que empiece a funcionar dentro de poco.

Así lo ha explicado el consejero delegado de la entidad, Alfredo Sáenz, en una presentación a analistas, en la que ha destacado que Santander no necesitará ningún tipo de provisiones en 2013 con destino inmobiliario, pero ha matizado que, no obstante, han reservado 1.000 millones de euros porque tiene prevista alguna venta de carteras "con descuentos importantes".

"Hemos hecho una locación de 1.000 millones en el año 2013 más para ventas aceleradas de carteras o de inmuebles, porque nos preocupa la entrada en su momento de la Sareb en el mercado inmobiliario", ha señalado.

Sáenz ha indicado en que el 2012, el banco ha llevado a cabo una política "más agresiva" que el resto de sus competidores y ha vendido "más que los demás", una tendencia que continuará este año "con el fin de adelantar o resolver la situación de los inmuebles adquiridos antes de que el Sareb opere en el mercado de forma eficiente".

"En resumen: no necesitamos más provisiones porque todo está cubierto y bien cubierto. Hemos hecho una previsión de que el año que viene podamos tener mil millones de castigo como consecuencia de esta política más agresiva de ventas", ha concluido.

BCE Y MORA

Por otra parte, el máximo ejecutivo ha avanzado que el banco ha devuelvo al Banco Central Europeo (BCE) 24.000 millones del LTRO tomados en diciembre y ha señalado que, a día de hoy, mantiene aún cierta cantidad. "La decisión de si devolvemos más dependerá de la evolución de los mercados, aunque probablemente sí", ha añadido.

Además, ha señalado que todavía no han devuelto la cantidad correspondiente a Portugal, donde tienen 5.000 millones debido a "motivos de seguridad". "El motivo de seguridad nos ha hecho que no devolvamos todavía", ha indicado.

Sáenz espera que a lo largo de 2013 el nivel de provisiones y el coste de crédito no experimente cambios "significativos" excluyendo las provisiones extraordinarias de los sistemas financieros. Según ha dicho, "el coste de crédito estará en los mismos niveles que 2012".

A su juicio, el año comienza con cierta tendencia de mejora del crédito que será más concreta a finales de 2013 y tendrá efectos en los resultados a partir de 2014. "Esto quiere decir que la mora seguirá subiendo ligeramente en 2013. Probablemente llegará a su 'peak' a finales de 2013 y como esto tiene un desfase con las provisiones, éstas pueden empezar a caer en 2014", ha puntualizado.

CRECIMIENTO "ESPECTACULAR" DE LOS DEPÓSITOS

En cuanto a los depósitos, Sáenz ha resaltado que en 2012 el Banco Santander ha tenido un "crecimiento espectacular" en este ámbito "debido a la incertidumbre que ha habido en el mercado en relación a muchas entidades que han estado en la prensa y que ha generado una búsqueda de seguridad por parte de muchos depositantes", algo que ha dado a la entidad una "ventaja competitiva clara".

"Al igual que el resto que el sector hemos sido agresivos en precios", ha reconocido el consejero delegado, quien ha hecho referencia a la recomendación del Banco de España de limitar la rentabilidad de los depósitos.

"No es cierto que el Banco de España haya establecido limitación sobre el precio del pasivo, no ha obligado a la banca a unos determinados niveles", ha resaltado, para explicar a continuación que lo que ha hecho el supervisor ha sido transmitir al sector el efecto que la alta remuneración está provocando en las cuentas de resultados.

"Hay entidades con perímetro doméstico que están en pérdidas y están destruyendo capital. El Banco de España, en sus obligaciones, ha llamado la atención sobre el hecho de que pueden tomar medidas de exigir más capital sobre aquellas entidades cuya situación afecte a su solvencia", ha resumido.

Sáenz ha augurado que en 2013 se producirá una mejora de los márgenes de pasivo como consecuencia de que el entorno se ha mejorado, lo que dará al Santander "un impacto positivo de cierta importancia". "Vamos a ver cómo se desarrolla este escenario. Vamos a tener algún ingreso adicional como consecuencia de esto", ha pronosticado.

También ha adelantado que el Santander continuará en 2013 con su política de dividendos "parcial o totalmente" y han rechazado la posibilidad de ampliar capital este año.

MONTE DEI PASCHI

En cuanto a las informaciones que relacionan al banco con la investigación a la entidad italiana Monte dei Paschi, Sáenz ha señalado que en su día el Santander hizo una "operación de éxito" con la venta de Antonveneta en noviembre de 2007, semanas después de comprarlo, y ha asegurado que las acusaciones de irregularidades en el proceso que se están publicando en prensa "no tienen ningún fundamento".

"(Realizamos la operación) en un momento en el que el mercado italiano tenía mucho apetito de crecimiento y de compra. Estamos en otro momento, pero estas cosas que han salido en prensa no tienen ningún fundamento, como se demostrará si llega el momento", ha concluido.