Santamaría asegura que están "muy avanzadas" las negociaciones para incluir a la Casa del Rey en la Ley de Transparencia

Soraya Saénz de Santamaría
Dice que incluir a partidos y organizaciones sociales ralentiza la tramitación parlamentaria porque implica una regulación "específica"


MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este miércoles que están "muy avanzadas" las negociaciones que el Ejecutivo está manteniendo con la Casa del Rey para incluir a esta institución en la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno. De hecho, ha reconocido que esa regulación está casi terminada.

Sáenz de Santamaría se ha pronunciado así en una conversación informal con los periodistas en los pasillos de la Cámara Baja, donde ha destacado "buena predisposición" de la Casa del Rey para someterse a esta norma.

La 'número dos' del Gobierno ha explicado que se someterá al control de la futura ley de Transparencia los gastos de la Casa del Rey que asumen otros Ministerios, esto es, todos aquellos aspectos sujetos al derecho administrativo, como los gastos de personal de la Zarzuela.

Dicho esto, ha querido dejar claro que el Ejecutivo de Mariano Rajoy no está trabajando en una futura Ley de la Corona que desarrolle el artículo 57 de la Constitución en aquellos aspectos relativos a la sucesión o la abdicación. De hecho, ha recordado que el propio Ministerio de Justicia ya negó esta misma semana que el Gobierno haya comenzado esos trabajos.

UN "CAMBIO REVOLUCIONARIO"

En este sentido, ha subrayado que la regulación en la que está trabajando el Gobierno en relación con la Casa del Rey se ciñe a la Ley de Transparencia y ha añadido que ya están manteniendo conversaciones "discretas" con los grupos parlamentarios para darles cuenta de la marcha de esas negociaciones con esta institución y hablar de otros aspectos de la ley.

Santamaría ha recalcado que esta norma supone un "cambio revolucionario" porque implica "pasar de 0 a 100", ya que cada acto administrativo de una administración pública deberá ser colgado en la web para que lo puedan conocer los ciudadanos. Así, ha destacado ante los periodistas las dificultades que tienen los pequeños ayuntamientos para realizar esa tarea.

La vicepresidenta sostiene que la decisión de incluir en la Ley de Transparencia a los partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales (que se regulan en los artículos 6 y 7 de la Constitución) está ralentizando la tramitación de esta norma, ya que, tendrán una "regulación específica" y eso añade más complejidad.

Al ser preguntada si los "obispos" también se someterán a la Ley de Transparencia, la portavoz del Ejecutivo se ha limitado a recordar que el Pleno del Congreso aprobó el día 26 de febrero, en el marco del Debate de la Nación, una resolución que incorpora a la Ley de Transparencia "aquellas entidades e instituciones que se financian esencialmente a través de dinero público".