Santamaría, ante el cierre de Lauki y Dulciora, cree que "queda mucho para superar la crisis"

La vicepresidenta del Gobierno en funciones dice que la Junta de Castilla y Léon "ha trabajado de la mejor manera posible".

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado, ante los recientes anuncios de cierre de las fábricas vallisoletanas de Lauki y Dulciora, que aún "queda mucho para superar la crisis" económica, aunque ha destacado que la Junta de Castilla y León "trabaja de la mejor manera posible".

  

La número dos del Gobierno de España, quien ha asistido este sábado a la presentación de la exposición 'Los cuadernos de La Moncloa' de David del Cura en el Teatro Zorrilla de la capital vallisoletana, ha explicado que se ha reunido recientemente con el presidente de la Comunidad, Juan Vicente Herrera, quien la ha informado sobre los eminentes cierres de estas plantas.

  

Sin embargo, Sáenz de Santamaría ha asegurado que la Junta "ha hecho enormes esfuerzos" para "generar estabilidad", a lo que ha añadido que el cierre de Lauki es un "tema difícil", pues ha reconocido que en el "tema lácteo" es Bruselas quien "marca" las políticas.

  

También ha recordado que este viernes fue "un día de buenas noticias de Castilla y León", en referencia al principio de acuerdo laboral entre los sindicatos y Renault para la puesta en marcha del III Plan industrial en las factorías de la compañía en España, en Valladolid, Palencia y Sevilla, durante los años 2017 a 2020.