Sanidad mantiene el seguimiento a las seis personas controladas por la fiebrer de la garrapata

Garrapata.

La Junta mantiene el seguimiento a seis personas por la fiebre Crimea-Congo. El grupo de trabajo formado continúa analizando medidas preventivas y de actuación ante las garrapatas, y se trabaja también en coordinación con otras comunidades autónomas.

La Junta de Castilla y León continúa trabajando en los distintos protocolos epidemiológicos y asistenciales previstos en el Sistema Nacional de Salud, tras la confirmación, el pasado 1 de septiembre, por parte del Centro coordinador de alertas y emergencias sanitarias del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de dos casos de fiebre hemorrágica de Crimea-Congo notificados por la Comunidad de Madrid.

 

Por ello, continúan bajo vigilancia y seguimiento permanente tanto por parte de la Dirección General de Salud Pública como de los servicios de Atención Primaria seis personas que mantuvieron contacto directo con el primer caso de Crimea Congo detectado en Europa Occidental, cuya situación clínica no ha presentado ninguna alteración. Hay que recordar que desde la Dirección General de Salud Pública se transmitió la pasada semana a los profesionales sanitarios del sistema regional de salud información sobre las características de esta enfermedad, sus mecanismos de transmisión y tratamiento, así como las recomendaciones de actuación en los centros sanitarios.

 

Asimismo, se está realizando un trabajo constante y coordinado con las comunidades de Madrid, Castilla La Mancha y Extremadura, que junto a Castilla y León mantendrán mañana, 6 de septiembre, una reunión con responsables de Salud Pública del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para analizar la situación y examinar las medidas de actuación. También se mantiene en actividad el grupo de trabajo interno de la Junta de Castilla y León en el que participan miembros de la Dirección General de Medio Natural, de la Dirección General Agropecuaria e Infraestructuras Agrarias así como de la Dirección General de Salud Pública.

 

Desde la Consejería de Sanidad se insiste en que el riesgo de contagio directo de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo es muy reducido, aunque se considera necesario para toda la población y especialmente grupos como ganaderos y agricultores, trabajadores de mataderos, cazadores y excursionistas extremar las precauciones y conocer y observar las recomendaciones preventivas para evitar las picaduras de las garrapatas.