Sanidad investiga la posible intoxicación de una docena de personas en una boda en el restaurante Llantén

La Consejería de Sanidad investiga las causas de una posible intoxicación alimentaria de una docena de personas en un banquete de boda celebrado en la capital vallisoletana.

La celebración se produjo este sábado en el restaurante Llantén ubicado en el Pinar de Antequera, donde una docena de personas sufrieron síntomas de intoxicación de carácter leve tras el banquete y acudieron ese mismo día a centros sanitarios.

 

Ante esta situación y la acumulación de un número de casos, se declaró la alerta alimentaria como es obligatorio en estos casos, por lo que se ha procedido a realizar una inspección al establecimiento y a la toma de muestras para su análisis.

 

Los síntomas más comunes de este tipo de intoxicaciones, aunque no se han concretado los que presentaban estos comensales, suelen ser diarrea, vómitos y molestias de este tipo, aunque las mismas fuentes han señalado que en este caso los cuadros de los pacientes eran de carácter leve.

 

Fuentes de la Consejería han señalado que estos establecimientos de hostelería tienen obligación de tener unas muestras "testigo" de la comida que se sirvió a los comensales con el fin de que pueda ser analizada si ocurriera alguna circunstancia de este tipo.

 

Sanidad ha recordado que se realizan inspecciones periódicas a los establecimientos, además de las que se llevan a cabo en estos casos para comprobar que se cumple la normativa y la toma de muestras, que actualmente se analizan, sin que por el momento haya resultados.