Sanidad inicia el 20 de octubre la campaña de vacunación de la gripe con 640.000 dosis

El consejero de Sanidad, antes de iniciar la comparecencia.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha explicado que se ha destinado un presupuesto de tres millones de euros. Es necesaria la cita previa y la campaña se prolongará hasta el 5 de diciembre.

¿Quién debe vacunarse?

 

Los grupos de riesgo, tanto sanitario como social, que tienen recomendada la vacunación son: personas adultas y niños mayores de seis meses con enfermedades crónicas (pulmones, cardiacas, diabéticos…), así como personas con discapacidad y déficit cognitivo (síndrome de Down, demencias...); niños y adolescentes, de entre seis y dieciocho años, que reciban tratamientos prolongados con ácido acetilsalicílico; personas con obesidad mórbida o mujeres embarazadas.

 

Asimismo, se recomienda en personas institucionalizadas que residan en instituciones cerradas: centros o instituciones geriátricos y centros de asistencia a enfermos crónicos, disminuidos psíquicos; personal del sistema regional de salud; grupos que puedan trasmitir la gripe a personas de riesgo; servicios esenciales para la comunidad: bomberos, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Protección Civil; trabajadores de granjas y mataderos de aves y personal de educación.

 

Por último, la vacunación contra el neumococo se dirige en general a la población a partir de los 60 años.

La consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León comenzará el próximo día 20 de octubre la campaña de vacunación frente a la gripe y el neumococo que se prolongará hasta el 5 de diciembre. El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha explicado que disponen de 640.000 vacunas antigripales y otras 34.500 antineumocócicas, gracias a un presupuesto ligeramente superior a los tres millones de euros.

 

Sáez Aguado ha recordado que en la pasada campaña se notificaron 45.575 casos de gripe, de los cuales solo el 0,27% fueron considerados como grave. El consejero asegura que las tasas de incidencia en niños y adolescentes llegaron al 10 por ciento y las bajas laborales por esta enfermedad rozaron el 15 por ciento.

 

El consejero de Sanidad ha insistido en que la “vacunación para las personas que así lo tengan recomendado por su médico es, en Castilla y León, universal, voluntaria y gratuita”.  Una de las novedades que ha destacado Antonio María Sáez con respecto a otras campañas es que se incorpora la provincia burgalesa a la notificación de casos graves de gripe, a través del Complejo Asistencial Universitario de Burgos, que se suma al Clínico Universitario de Valladolid.

 

La distribución de vacunas frente a la gripe en las provincias se ha establecido de la siguiente forma: Ávila, 46.520 dosis; Burgos, 82.800; León, 120.612; Palencia, 42.155; Salamanca, 81.371; Segovia, 34.600; Soria, 26.800; Valladolid, 123.553; y Zamora, 55.036 (además se consignan 26.553 unidades en reserva).

 

Las 640.000 dosis frente a la gripe llevan el siguiente reparto: 340.000 vacunas antigripales son destinadas a personas de más de 70 años; 275.000 unidades de desarrollo celular van a parar a la población de entre dieciocho y 69 años; mientras que 25.000 dosis específicas se destinarán a menores de 18 años.

 

El responsable castellano y leonés de Sanidad ha mostrado su compromiso de que, al menos, el 30 por ciento de los profesionales sanitarios de la Comunidad se vacunen. Las personas a las que sus médicos recomienden vacunarse podrán acceder a esta medida preventiva mediante cita previa a través de su centro de salud o consultorio médico. Se recomienda que la petición se escalone a lo largo de las siete semanas en las que se prolonga la campaña 2015.