Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Sanidad forma a 1.270 profesionales sanitarios y distribuye 5.283 equipos de protección contra el ébola

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, insiste en que el riesgo en Castilla y León "es bajo" y ha lanzado un mensaje de "tranquilidad". "Estamos en alerta, no en alarma", ha dicho.

Desde que se puso en marcha el protocolo sobre el virus del ébola, Sanidad ha efectuado en Castilla y León un total de 134 cursos de formación a 1.270 trabajadores y ha repartido 5.283 equipos de protección individual (EPI). Así lo ha explicado hoy el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, tras mantener una reunión con las diferentes las organizaciones sindicales, para recoger algunas propuestas.

 

Sáez Aguado ha confirmado que, progresivamente, se irán formando mayor número de profesionales, aunque ha explicado que se centrarán en las personas que hipotéticamente tendrían que tratar con un caso de ébola. “No tiene sentido formar a los 36.000 profesionales que tiene Sacyl en Castilla y León”.

 

Ha insistido que “el papel de la atención primaria debe ser limitado”, en cuanto a que deberán ser los servicios de urgencias y de emergencias sanitarias los que gestionen la atención de posibles pacientes. “Si hay alguna sospecha se debe contactar con el 112, tras verificar los datos clínicos se trasladaría a una de las cuatro unidades de referencia en Burgos, León, Valladolid y Salamanca”, apuntó el consejero.

 

Antonio María Sáez Aguado ha recordado las claves a la hora de tratar con un posible paciente. “Es necesario reducir al mínimo los contactos con un hipotético caso; seguidamente procederíamos a sus aislamiento en uno de los centros hospitalarios reseñados y, en tercer lugar, hay que insistir en la protección de los trabajadores, especialmente con formación y con la dotación y la utilización de los equipos de protección”.

 

El consejero de Sanidad ha querido lanzar un mensaje de “tranquilidad” y ha asegurado tajantemente que el riesgo en Castilla y León, como en el resto de España “es bajo”; también ha insistido en la idea de que “estamos en una situación de alerta, nunca de alarma”; aunque a renglón seguido ha asegurado que “hay que estar preparados por si el riesgo se transformara en realidad”.

Noticias relacionadas