Sanidad detecta un brote de tuberculosis en un colegio de Arroyo de la Encomienda

Se han diagnosticado tres casos de tuberculosis en el colegio Raimundo de Blas. Ya se han dictado las medidas oportunas para reducir los riesgos de aparición de nuevos casos y en el tratamiento precoz de aquellos que pudieran diagnosticarse.

El Servicio Territorial de Sanidad de la Junta de Castilla y León en Valladolid ha puesto en marcha el protocolo establecido por la detección de un brote de tuberculosis al que pertenecen pacientes relacionados con Colegio 'Raimundo de Blas', en Arroyo de la Encomienda.

  

La puesta en marcha de estas medidas protocolizadas, establecidas para situaciones como la actual tanto en el Programa de prevención y control de la tuberculosis en Castilla y León como por la Red nacional de vigilancia epidemiológica, se centran en reducir los riesgos de aparición de nuevos casos y en el tratamiento precoz de aquellos que pudieran diagnosticarse.

  

Hasta el momento, son tres casos los que han sido diagnosticados de tuberculosis, entre ellos el presunto 'caso índice' y uno más en estudio, manteniendo los técnicos de Salud Publica la vigilancia epidemiológica ante la evolución de este brote, según informan fuentes de la Administración regional.

 

REUNIÓN CON LOS PADRES DE ALUMNOS

  

Precisamente, epidemiólogos del Servicio Territorial de Sanidad en Valladolid y personas de Pediatría y de Enfermería del Centro de Salud 'Pisuerga', ubicado también en Arroyo de la Encomienda, han mantenido esta mañana una reunión con padres de alumnos relacionados con los casos detectados y personal del colegio para informarles de las medidas adoptadas ante esta situación, atender las posible dudas o preguntas que quisieran plantear sobre el brote y transmitirles tranquilidad al respecto.

  

Entre esas medidas se encuentra la realización de las pruebas de tuberculina, indicadas para la detección de contagios y la indicación de quimioprofilaxis y otros estudios diagnósticos que sean oportunos en función de los resultados, un proceso que requiere tiempo y un seguimiento exhaustivo a largo plazo.

  

La tuberculosis está causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis y se transmite por vía aérea de una persona con tuberculosis pulmonar en fase contagiosa a otras personas al hablar, toser o estornudar, pudiendo afectar fundamentalmente a los pulmones pero también a otros órganos.

  

La infección por M. tuberculosis suele ser asintomática en personas sanas, dado que su sistema inmunitario actúa formando una barrera alrededor de la bacteria.

  

Los síntomas de la tuberculosis pulmonar activa son tos, a veces con esputo que puede ser sanguinolento; dolor torácico; debilidad; pérdida de peso; fiebre y sudoración nocturna; y su tratamiento se realiza mediante la administración de antibióticos (más información, en este enlace)

Noticias relacionadas