Sanidad desvincula la carga policial en Valladolid del ictus sufrido por una mujer porque no presenta lesiones externas

La Consejería de Sanidad ha desvinculado la carga policial llevada a cabo este domingo en Valladolid con el ictus sufrido por una mujer ya que ésta no presentaba lesiones externas.

  

Así lo ha aclarado este lunes el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, quien ha expresado sus dudas sobre la vinculación de los incidentes con el ictus sufrido por una mujer que fue detenida en las protestas acaecidas ayer.

  

La paciente, quien sufrió un ictus hemorrágico y cuyo pronóstico es reservado, no presentaba lesiones externas, según el consejero, quien ha calificado de "intolerables" las declaraciones que apuntan a la existencia de "presiones" por parte de la Consejería dirigidas a ocultar las lesiones que presenta esta paciente.

  

En este sentido y tras sentenciar que ni la Consejería ni la gerencia de un centro pueden influir en el criterio de los facultativos, ha recordado la obligación de los médicos de elaborar un parte de lesiones que luego se tramita al ámbito judicial cuando se presume que han existido lesiones. "Es intolerable que se diga que ha habido presiones", ha concluido.