Sanidad crea un Comité Asesor para la gestión de la enfermedad compuesta por expertos y profesionales

Comparecencia Sáez Aguado

El consejero de Sanidad ha anunciado la creación de un Comité Asesor para la gestión de la Enfermedad por Virus del Ébola que estará compuesto por expertos y profesionales y el cual se encargará de aconsejar a la Consejería pero también de informar y formar a los profesionales y hacer un seguimiento en la aplicación de protolocos.

El Comité Asesor pretende lograr la máxima coordinación de medios y recursos así como promover la cooperación entre centros y profesionales. El objetivo último de este órgano es que, en el hipotético caso de que un enfermo de ébola llegue a un centro sanitario de Castilla y León, pueda ser tratado en las mejores condiciones y con la máxima seguridad para los profesionales que lo atiendan.

El consejero, que ha comparecido ante la Comisión de Sanidad de las Cortes, ha señalado que se ha tratado de crear un grupo que sea "operativo" al mismo tiempo que procure un asesoramiento de profesionales necesario para mejorar las cosas "progresivamente", algo para lo que también se continuará con la recogida de información de los sindicatos, con los que volverá a reunirse la próxima semana, y de los responsables de comités de Seguridad y Salud Laboral, delegados de prevención, etcétera.

Este órgano está compuesto por diversos expertos del ámbito sanitario. Así, forman parte del mismo el jefe de Servicio de Microbiología del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, Raúl Ortiz de Lejarazu; Verónica Casado, médico de familia del centro de salud Parquesol, en Valladolid; Belén Miguel, enfermera que ha desarrollado gran parte de su actividad como supervisora de la Unidad de Infecciosos del Hospital Clínico Universitario de Valladolid; Belén Cantón, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública; Francisco Martín, enfermero de Emergencias Sanitarias; y Pablo Bachiller, especialista en Medicina Interna y responsable de la Unidad de Infecciosos en el Hospital Universitario Río Hortega.

También integrarán el Comité la jefa de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Clínico Universitario de Salamanca, Paz Rodríguez,; el presidente de la Sociedad de Urgencias y Emergencias de Castilla y León y jefe de Urgencias del Hospital de El Bierzo, José Ramón Casal; Paloma Burgos, médico especialista en salud laboral y técnico del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales; Flor de Castro, médico de Emergencias, y la jefa del servicio de Epidemiología y Enfermedades Transmisibles, Sonia Tamames, que actuará como secretaria del comité.

Una de las cuestiones que ya va a llevarse a este comité son las dudas que el propio consejero ha manifestado que han surgido a la hora de determinar si era conveniente un sólo centro de referencia o los cuatro existentes (Burgos, León, Salamanca y Río Hortega de Valladolid).

A este respecto, Sáez Aguado ha aclarado que la decisión de establecer cuatro centros se ha tomado para dar respuesta a la accesibilidad y al supuesto caso de que surgiera un posible enfermo en un lugar extremo de la Comunidad, lo que supondría problemas a la hora de su traslado, por ejemplo.

Así ha dado respuesta a las sugerencias de los grupos parlamentarios Socialista y Mixto para que se estableciera un sólo centro de referencia o que uno de ellos fuera de "superreferencia", como ha pedido el coordinador de IU y portavoz del Grupo Mixto, José María González, quien considera que se podría hacer hincapié en que uno de estos hospitales estuviera "muy bien preparado".

RIESGO BAJO

Durante su intervención, el consejero ha reiterado que en España no hay riesgo "importante" desde el punto de vista epidemiológico por lo que se conoce del ébola, ya que no tiene una contagiosidad tan elevada como otras enfermedades y la "madurez" del sistema sanitario permite abordar "de manera razonable" los riesgos que hay. "Estamos en alerta pero no en situación de alarma", ha insistido Sáez Aguado, quien ha señalado que esto lo que supone es que hay que preparar las cosas para afrontar los riesgos.

Además de repasar las diferentes actuaciones que se han llevado a cabo como la adquisición de casi 5.300 equipos de protección y la formación acreditada a más de 3.100 profesionales -a los que se suman más de 3.400 que han recibido otro tipo de información a través de otras acciones-, el consejero ha recordado que las prioridades ante el virus que genera la enfermedad pasan por reducir al mínimo los contactos, proceder al aislamiento del posible enfermo, proteger a los sanitarios que están "en primera línea" de atención e informar a los ciudadanos para promover "comportamientos responsables".

Antonio María Sáez Aguado considera que se han tomado iniciativas que permiten afrontar la situación "con cierta tranquilidad" y ha reclamado a los grupos parlamentarios ayuda y colaboración para trasladar tranquilidad y realizar propuestas, al tiempo que se ha comprometido a que si se produjera un posible caso en Castilla y León se informaría, ya que considera "fundamental" la transparencia.

Precisamente la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Mercedes Martín, ha señalado que la intención de la formación a la hora de pedir la comparecencia del consejero se ha hecho con "espíritu constructivo y leal" y ha mostrado su disposición a colaborar, para lo que también ha pedido respuestas tanto en el presente como en el futuro sobre la evolución de la situación.

A pesar de tener en cuenta esta premisa, la procuradora socialista ha incidido en algunas cuestiones como la "carencia clara" de formación y de adiestramiento de los profesionales en el uso de los equipos de protección, que considera fundamental..

Martín considera que el cambio en los protocolos que se han llevado a cabo llevan implícitos un "reconocimiento de errores" y ha criticado el "liderazgo arrollador" de la ministra de Sanidad, Ana Mato, que ha supuesto un elemento de "inquietud y desconfianza" hacia los ciudadanos.

MÁS FORMACIÓN

A pesar de ello ha reiterado que están "modestamente" dispuestos a colaborar para que la opinión pública tenga información pero ha reclamado que también ésta se de a los profesionales sobre el uso y manejo de equipos o cómo protegerse, algo que el consejero ha asegurado que se llevará a cabo.

Para ello, ha solicitado que se proporcione formación práctica a los sanitarios con los equipos adecuados, desde el nivel mínimo hasta los del 4, y ha insistido en la necesidad de un "entrenamiento" porque considera que sólo un protocolo teórico no sirve.

Por su parte, José María González, ha reclamado que las medidas que se tomen como la de creación de un Comité no sean para "salir del paso" y se ajusten a la realidad porque ha asegurado que, tras recabar información en los cuatro centros de referencia, hay profesionales que demandan más formación porque en algunos casos ha sido inferior a una hora, mientras que en otros lugares se pone de manifiesto bajo nivel de los trajes de protección o la falta de infraestructuras adecuadas para albergar a un posible enfermo, así como cierto "malestar" entre los profesionales.

El portavoz de IU ha pedido que se continúe con la política de transparencia hacia profesionales y opinión público porque Madrid "no está en cuarentena" pero considera que sí hay "miedo" a trasladarse, cuando no hay ningún problema, salvo la preocupación con las decisiones políticas "inoportunas".

Finalmente, el portavoz del Grupo Popular, Jesús Aguilar, ha incidido en la necesidad de actuar con "cautela" y ha advertido de que los avances tecnológicos no garantizan una información correcta a los ciudadanos, ya que el 70 por ciento de los casos se ofrecen datos sanitarios o científicos de forma incorreccta e incluso en un 10 por ciento se llega a hablar de "rituales" y "brebajes" contra la enfermedad.