Sanidad controla la aparición de tres posibles casos de tularemia en Palencia

La Junta de Castilla y León ha iniciado las actuaciones sanitarias previstas en los ámbitos de Salud Pública y asistencial, ante la aparición en Palencia de tres pacientes que han presentado sintomatología compatible con la enfermedad de la tularemia.

El Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria (Red de Vigilancia Epidemiológica de Castilla y León) de la Consejería de Sanidad ha analizado la situación clínica de estos tres pacientes, que han tenido evolución clínica favorable, y ha confirmado, mediante encuestas epidemiológicas, su relación con la actividad cinegética y el manipulado y/o consumo de liebres y conejos silvestres.

 

Desde el Servicio Territorial de Sanidad se ha informado a los profesionales sanitarios de los equipos de Atención Primaria de la provincia palentina de esta situación, reforzando la información asistencial y las instrucciones para la detección activa y búsqueda de otros posibles casos de esta enfermedad de declaración obligatoria.

 

Sanidad recuerda que la información de servicio público a la ciudadanía sobre la tularemia y su prevención está disponible en el portal sanitario de la Junta de Castilla y León en Internet, en http://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/enfermedades-problemas-salud/tularemia

 

Las actuaciones preventivas ante esta enfermedad se concretan en los siguientes consejos sanitarios: evitar el contacto con animales muertos, enfermos o con comportamientos no naturales; utilizar guantes y mascarillas cuando se manipulen; no permitir que los niños toquen las piezas de caza; la carne de los animales silvestres ha de consumirse perfectamente cocinada; la congelación no inactiva el agente responsable de la tularemia; comunicar a los responsables de caza y/o sanidad animal la presencia de animales muertos, enfermos o con comportamientos no naturales; y, evitar el consumo de aguas no controladas sanitariamente; utilizar ropas protectoras y productos repelentes, para evitar picaduras de insectos o garrapatas; y en caso de aparición de síntomas sospechosos de esta enfermedad, ponerse en contacto con el médico.