Sanidad confirma un segundo caso de virus Zika en Salamanca

Se trata de un varón atendido en el Hospital Clínico de Salamanca que había regresado de manera reciente de un país de riesgo como Venezuela.

Los servicios de epidemiología de la Junta de Castilla y León han confirmado un caso importado de infección por virus Zika en un paciente atendido en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca.

 

Se trata del segundo caso importado en Castilla y León tras el registrado en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid el pasado 28 de enero. Al igual que en ese caso, se trata de un varón que había regresado recientemente de un territorio de riesgo por esta enfermedad, en concreto de Venezuela.

 

Este nuevo caso ha sido confirmado una vez más mediante técnicas de PCR (reacción en cadena de la polimerasa). La fiebre por virus zika es una enfermedad viral, generalmente leve, que cursa de forma parecida a la gripe y transmitida por mosquitos del género Aedes, portadores de otras patologías como la fiebre amarilla o el dengue y que, si bien empiezan a encontrarse en ciertas regiones mediterráneas, no son habituales en España y menos aún en Castilla y León.

 

La sintomatología, habitualmente leve, es similar a los de otras infecciones por arbovirus, entre ellas el ya mencionado dengue: fiebre leve, sarpullido (principalmente maculo-papular), dolor de cabeza, dolor en las articulaciones, dolor muscular, malestar general y conjuntivitis no purulenta, que ocurren entre dos y siete días después de la picadura del mosquito vector.

 

Se estima que una de cada cuatro personas no necesita tratamiento específico; los pacientes deben estar en reposo, beber líquidos suficientes y tomar analgésicos comunes para el dolor; únicamente si los síntomas empeoran deben consultar al médico.

 

Las complicaciones graves por virus zika se relacionan únicamente a su afectación a mujeres embarazadas, ya que las evidencias lo vinculan cada vez más a malformaciones por microcefalias que pueden provocar la muerte fetal o al poco de nacer o importantes secuelas permanentes en los bebés nacidos.

 

En el caso de aquellas mujeres embarazadas que tengan previsto viajar a alguna de las zonas declaradas de riesgo por la Organización Mundial de la Salud, se recomienda que, en la medida de lo posible, aplacen su viaje hasta después del alumbramiento. Si tuvieran que desplazarse obligatoriamente, se recomienda una especial prevención respecto a la profilaxis de la picadura del mosquito.

 

En cuanto a las mujeres embarazadas que pudieran haber regresado recientemente de estas zonas, deben comunicar esta circunstancia al ginecólogo que siga su embarazo para que les haga un especial seguimiento.

 

La Consejería de Sanidad ha trasladado ya a los profesionales de los centros de salud y de los hospitales diversos documentos con información y recomendaciones para el manejo de la enfermedad por virus zika en Castilla y León.  

 

El director general de Salud Pública participará mañana jueves en la reunión conjunta de los grupos de Vigilancia Epidemiológica y de Alertas de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS), en las que se actualizará la información disponible y está prevista la aprobación del Protocolo de vigilancia para el conjunto del SNS.

 

Asimismo, la Dirección General de Salud Pública ha pedido opinión a los responsables de los servicios de ginecología de los hospitales de Sacyl sobre ‘Actuaciones en mujeres embarazadas con historia de viajes a áreas con riesgo de transmisión de virus zika’, con el objetivo de realizar desde Castilla y León las propuestas necesarias en la reunión señalada.

Noticias relacionadas