Sanidad acuerda con Castilla y León la compra centralizada de las vacunas de la gripe estacional

Se trata de una compra agregada que, según estimaciones del departamento que dirige Ana Mato, supondrá un ahorro superior a los 5,2 millones de euros como en la campaña 2012-2013. 

El Consejo de Ministros ha aprobado este miércoles un acuerdo en el que se autoriza la conclusión del Acuerdo Marco para la compra agregada de vacunas de la gripe estacional para la campaña 2014-2015. A este pacto se han sumado, junto al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, 13 comunidades autónomas, el Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA) que gestiona la sanidad en Ceuta y Melilla, el Ministerio de Defensa y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior.

 

Se trata de una compra agregada que, según estimaciones del departamento que dirige Ana Mato, supondrá un ahorro superior a los 5,2 millones de euros, el mismo obtenido en la campaña anterior en relación a la temporada 2012-2013. De hecho, el número total de dosis que se van a gestionar asciende a 4,8 millones, que se adquirirán por un precio de 18,1 millones de euros.

 

En concreto, las comunidades que se han sumado a este acuerdo son Aragón, Principado de Asturias, Islas Baleares, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja, además de las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla (INGESA).

 

Y es que, a juicio de Sanidad, la experiencia de los acuerdos marcos para la adquisición de vacunas antigripales han resultado, hasta ahora, "satisfactorios", ya que el precio de la dosis unitaria se ha reducido en más de un 50 por ciento. Este hecho ha sido el que ha llevado al Ministerio y a las comunidades a extender la adquisición conjunta a otras vacunas, como las del calendario infantil y las del viajero, las cuales suponen un ahorro de más de 30 millones de euros.

 

De este modo, se consigue, tal y como ha zanjado el Ministerio, "reducir y armonizar" el coste del 'Programa de Vacunaciones' en España para todas las comunidades, y "facilitar" la adquisición de las vacunas por parte de los servicios de salud autonómicos.