Sandra Ortega Mera entra en el podio de los ricos que lidera su padre

El empresario Amancio Ortega

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, es la primera fortuna de España con un capital de 47.600 millones euros, seguido del presidente de Mercadona, Juan Roig (5.800 millones de euros), y de Sandra Ortega Mera, heredera de Rosalía Mera (5.400 millones de euros), que completa el podio de los tres españoles más ricos.

El 'Top-10' de las mayores fortunas españolas incluye también, por este orden, a los máximos accionistas de Ferrovial, Rafael del Pino y familia (5.300 millones de euros); el primer accionista de BBVA, Manuel Jove (3.900 millones de euros); el propietario de Mango, Isak Andic (3.800 millones de euros); el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir (3.700 millones de euros).

Con un capital de 3.000 millones de euros se sitúa la Duquesa de Alba en el puesto octavo, seguida por los propietarios de la Banca March, Carlos y Juan March (2.200 millones de euros), y cierra en el puesto décimo las familias Herráiz Mahou y Gervás, propietarias de la cervecera con 2.100 millones de euros.

De esta forma, las 100 personalidades más ricas, entre los que también se encuentran empresarios como Isidoro Alvarez (El Corte Inglés), con un patrimonio de 2.000 millones de euros; el presidente de ACS y Real Madrid, Florentino Pérez, que cuenta con una fortuna de 1.150 millones de euros, y Alicia y Esther Koplowitz (1.750 y 950 millones respectivamente), entre otros, suman un patrimonio de 158.500 millones de euros.

Sin embargo, la fortuna de Amancio Ortega, que es el tercer hombre más acaudalado a nivel mundial, sólo por detrás del mexicano Carlos Slim y del estadounidense Bill Gates, equivale a todo el patrimonio junto de los 20 siguientes de la lista de riquezas nacionales.

'Forbes' destaca que entre los sectores más pujantes, el textil y la moda encabeza la actividad a la que se dedican los más ricos, puesto que en el listado nacional elaborado por la revista aparecen tres grandes empresarios de la moda (Amancio Ortega, Sandra Ortega Mera e Isak Andic y familia) entre los diez más ricos, con un capital acumulado de hasta 56.800 millones de euros.

En el 'top-10' también figura la Duquesa de Alba, que cuenta con un patrimonio de 3.000 millones de euros, lo que le permite situarse como la octava riqueza del país, mientras que la Baronesa Carmen Thyssen Bornemisza se sitúa en el puesto 43 con un patrimonio de 900 millones de euros, seguida muy de cerca por el cantante Julio Iglesias, cuya fortuna se sitúa en los 850 millones de euros.

La lista 'Forbes' España recoge sólo 11 fortunas femeninas, aunque muchas más se ocultan en los complejos árboles familiares o son compartidas con sus parejas. Sin embargo, prácticamente todas ellas son legadas y heredadas, fruto del reparto de bienes tras la muerte del fundador o heredero varón, o en las de origen más tardío, de la separación de bienes tras un divorcio.

En el ranking nacional también destaca la riqueza de las familias españolas, donde 30 concentran gran parte de la riqueza y cuyo capital asciende a 32.000 millones de euros. El círculo de poder familiar se estrecha más todavía entre los muy poderosos, ya que hay tres familias (Del Pino, Villar Mir y Herráiz Mahou y Gervás), que acumulan más de 11.200 millones de euros, y se sitúan en el 'Top-10' de las riquezas españolas.

El Rey don Juan Carlos no figura entre los más ricos de España. El monarca queda fuera del listado de las 100 personalidades más acaudaladas del país, cuyo selectivo 'corte' se ha cifrado en 300 millones de euros.

En la lista, la edad media de los acaudalados nacionales es de 66,5 años, sólo hay nueve personas por debajo de los 50 años y la franja de edad que más se repite, 23 veces, es la que va de los 79-70 años. Además, tan solo hay una que no pasa de los 40 años, mientras que la franja de 59-50 es ocupada por 12 y, la de 69-60, por 18.

Cataluña y Madrid son las comunidades autónomas que más millonarios concentran con 25 cada uno, aunque la capital española acumula un total de 34.250 millones de euros por los 25.300 millones de euros de la catalana.