Sanción ejemplar a Luis Suárez: 9 partidos y 4 meses sin pisar un campo de fútbol

Chiellini muestra su hombro mientras Luis Suárez se toca los dientes

El mordisco al italiano Chiellini le sale caro al uruguayo Luis Suárez. No podrá volver a jugar en este Mundial tras imponerle la FIFA una sanción de 9 partidos.

El delantero de la selección uruguaya Luis Suárez ha recibido un duro castigo por parte de la FIFA, que le ha suspendido con nueve partidos con Uruguay, 100.000 francos suizos (82.000 euros) y cuatro meses de inhabilitación para "cualquier actividad relacionada con el fútbol", después de considerarle culpable de morder el hombro de Giorgio Chiellini durante el partido del Mundial contra Italia.

 

Según explicó la FIFA a través de un comunicado, se prohíbe a Luis Suárez "ejercer cualquier clase de actividad relacionada con el futbol (administrativa, deportiva o de otra clase)". Este castigo incluye la prohibición de "entrar en los recintos de todos los estadios durante el periodo de duración de la prohibición".

 

Sin embargo, esta inahibilitación no afectaría a un posible traspaso, por lo que el jugador podría cambiar de club este verano. Por el momento, su actual equipo, el Liverpool, se ha limitado a decir a través de un comunicado que no realizará "ningún comentario" hasta que tenga "tiempo para revisar" la resolución de la FIFA.

 

En cuanto a los nueve partidos de sanción, el organismo aclaró que corresponden a partidos internacionales con la selección uruguaya, empezando con el duelo del próximo sábado contra Colombia, correspondiente a octavos de final del Mundial. "El resto de la sanción se aplicará a los siguientes partidos de Uruguay en el Mundial si esta selección sigue avanzando en el torneo o a los siguientes partidos oficiales de la selección uruguaya", añadió.

 

CUARTA SANCIÓN GRAVE QUE RECIBE

 

Según denunció Chiellini tras el partido, el delantero uruguayo le mordió en el hombro izquierdo durante un lance del partido cuando restaban diez minutos para el final, una acción que fue captada por las imágenes de la televisión. Pese a que el italiano enseñó el mordisco al colegiado mexicano Marco Rodríguez, éste dejó la acción sin castigar.

 

Posteriormente, la FIFA anunció la apertura de un procedimiento disciplinario que ha culminado este jueves con la sanción que impedirá al atacante competir durante el resto del Mundial.

 

El ariete del Liverpool ya fue sancionado con diez partidos tras morder en el brazo al jugador del Chelsea Branislav Ivanovic en un partido de la Premier League de hace dos temporadas. Anteriormente, cuando militaba en el Ajax en 2010, Suárez ya había recibido un castigo de siete partidos por morder al jugador del PSV Otman Bakkal.

 

Además, el uruguayo recibió otra grave sanción en 2011, cuando fue castigado con ocho partidos por un insulto racista contra el jugador del Manchester United Patrice Evra. De esta forma, el atacante acumula un total de 34 partidos por sanciones extensas en los últimos cuatro años.

Noticias relacionadas