Sánchez Galán, "orgulloso de ser español"

Ignacio Sánchez Galán

El presidente de Iberdrola ha aclarado que se malinterpretaron sus declaraciones realizadas en Londres sobre su negocio en España.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha asegurado este martes que "se siente orgulloso de ser español", y ha insistido en que sus declaraciones en Londres sobre las menores inversiones que la compañía realizará en España no se interpretaron de manera correcta.

  

Sánchez Galán, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, ha lamentado la "confusión" que se generó tras su intervención y la ha atribuido a las "conclusiones erróneas" que sacaron algunos medios de comunicación que no asistieron a su intervención. "Allí hablamos de Iberdrola, no de España, hablamos de nuestro negocio y nada más. Lamento la confusión, pero no está en mi espíritu otro tema", ha subrayado.

  

El presidente de Iberdrola ha señalado además que no hay muchas empresas que vayan a invertir en España 1.500 millones de euros en los próximos tres años y ha recordado que en los últimos años, la compañía ha invertido en el país más de 22.000 millones de euros. "No sé cuántas empresas, españolas o no españolas, han invertido eso en España", ha precisado Sánchez Galán, que ha indicado además que siempre ha animado a los inversores internacionales a invertir en España.

  

Al mismo tiempo, Iberdrola invirtió más de 40.000 millones de euros en otros países, lo que le ha permitido, según Sánchez Galán, poder seguir pagando un dividendo de 0,27 euros por acción y mostrar resultados positivos en su negocio, ya que la evolución en España ha sido "bastante peor" que en otros mercados en los que opera la compañía.

  

En todo caso, el presidente de Iberdrola ha insistido en que "dijo, dice y repetirá" que España es un "gran país, con gente trabajadora y honrada y con empresarios capaces", que en momentos difíciles "se crece", y que ha hecho reformas "muy importantes y necesarias" con el Gobierno de Mariano Rajoy, al que ha alabado su "aguante" por no pedir el rescate pese a las presiones recibidas.

  

"Me alegro muchísimo cada vez que la prima de riesgo baja, cuando las agencias de medición nos mejoran la calificación, como Moody's hace unos días, o cuando hay una colocación exitosa (del Tesoro Público). Suelo mandarle un correo siempre al secretario del Tesoro para felicitarle porque lo que hace es bueno para España y para todos. Y me duele cuando los analistas del sector eléctrico dicen cosas negativas hacia el marco regulatorio español y las están diciendo. Pero seguiré diciendo que España es un país que merece la pena", ha asegurado.

  

"Si he podido poner un pequeñito granito de arena para conseguir que la prima de riesgo baje o que las agencias de calificación nos miren mejor, me siento orgulloso y me siento orgulloso de ser español y de haber contribuido a que eso se pueda hacer de esa manera", ha añadido.

  

Sánchez Galán ha afirmado además hay que sentirse "orgulloso" de que haya grandes grupos en España que tienen la mayor parte de sus negocios en el extranjero. "Ningún americano siente que General Electric no es americana porque tenga la mayor parte de sus negocios fuera de Estados Unidos, que Toyota no es japonesa porque la mayor parte de sus negocios está fuera de japón o que Siemens no es alemana porque su negocio esté fuera de Alemania", ha apuntado.

  

Para el presidente de Iberdrola, el tamaño y la internacionalización "son dos factores de éxito en un mundo global". "Somos de alguna manera los embajadores por el mundo de nuestros países, y me siento orgulloso de que España tenga grandes grupos y que ayudemos a que los más pequeños a que solos o con nosotros se hagan más grandes porque eso es bueno para el país", ha agregado.

 

"LIMPIAR LA FACTURA ENERGÉTICA"

  

Por otro lado, Sánchez Galán ha afirmado que Europa necesita "un renacimiento industrial" y que la factura energética es un "pieza clave" para ello, porque Europa resulta "cara" frente a Estados Unidos y Japón, y no porque la energía sea cara o lo sean las redes, sino porque el 60% de la factura "nada tiene que ver" con la energía ni con las redes que la llevan.

  

"Tiene que ver con cargas, tasas y subvenciones que se han ido poniendo dentro de la factura como si fuera un cajón de sastre. La factura eléctrica necesita limpiarse, porque si no, las industrias se deslocalizarán y los consumidores seguirán pagando algo que debería estar en otro sitio", ha defendido.

  

El presidente de Iberdrola ha indicado que hay países europeos que están tomando medidas que agravan esta situación "porque se están recortando los ingresos de las eléctricas hasta niveles casi asfixiantes". "En Europa se han cerrado en los últimos años el equivalente a 50 centrales nucleares y esto, si sigue así, pondrá en riesgo el servicio eléctrico en Europa a medio plazo", ha advertido.

  

Sánchez Galán ha insistido en que se trata de un problema europeo, que necesita una solución europea y "no endogámica", como se está haciendo en España. Así, ha señalado que, al igual que ocurrió con el sistema financiero, España necesita de otros medios para resolver esta situación.

  

El presidente de Iberdrola ha indicado que está presente en varios grupos empresariales eléctricos que están mantiendo reuniones con diferentes dirigentes europeos (Hollande, Merkel, Durao Barroso) y confía en que estos encuentros contribuyan a resolver el problema de la factura energética.